Economía Agraria / Administración Agraria
Advertisement

La agricultura crece en España

El país cuenta con buenas tierras y un clima propicio que ayuda a que la actividad sea rentable para numerosos emprendedores

La agricultura crece en España

Como consecuencia del aumento de la población mundial, la demanda de alimentos está creciendo a un ritmo por demás acelerado. A su vez, la escasez de tierras cultivables a causa del cambio climático requiere de acciones precisas, cuya meta sea producir más con los mismos o menos recursos que antes.

España cuenta con dos de los factores que más cotizan en estos tiempos: tierra y un clima propicio para producir alimentos. Además, en los últimos años el Gobierno y los privados invirtieron muchísimo en materia de innovación tecnológica.

Según el ingeniero agrícola y director técnico de Gestiexplot, Mario González-Mohíno, el país europeo debe apostar por la agricultura como un activo fundamental en la vida del planeta. La acción es un valor seguro que día a día suma nuevos adherentes.

Recientemente, los consumidores empezaron a mostrarse muy predispuestos a adquirir productos con valor agregado, saludables, sostenibles y ecológicos, pese a que esto implique pagar un precio un poco más alto. La tendencia impulsó a muchos emprendedores a comenzar a desarrollar nuevos cultivos a partir de formas de producción más sustentables.

Por otra parte, la crisis del COVID-19 aceleró un proceso que venía evidenciándose años atrás, con la vuelta a los pueblos debido a la dificultad de acceder a fuentes de empleo en las grandes ciudades. Emprender en agricultura representa una excelente alternativa para conseguir buena calidad de vida e ingresos estables.

En miras a cumplir con las exigencias actuales de producción, conviene llevar adelante modelos de agricultura tecnificada en función de las condiciones del suelo y el clima, olvidando las técnicas de cultivo tradicionales que hoy por hoy no conducen a ninguna parte. González-Mohíno, quien se autodefine como “agricultor digital”, asegura que los nuevos representantes del rubro están bien formados y especializados, y apuestan por el uso de herramientas tecnológicas. Del otro lado de la moneda, la mano de obra para trabajar el campo cada vez es más escasa y menos calificada.

España se caracteriza por los cultivos extensivos y los herbáceos en secano. Su rentabilidad exhibe tendencias decrecientes, ya que los precios percibidos por los agricultores al cabo de los últimos veinte años están estabilizados debido al valor comercial mundial de referencia.

Las opciones más rentables y productivas son los cultivos leñosos. No obstante, el almendro, el pistacho y el olivar también son muy bien valorados.

Al tratarse de un fruto seco, el almendro en seto autoenraizado cuenta con una demanda sostenida y buenas perspectivas de precios. Como se puede cultivar de manera ecológica, es aún más interesante. Esto se debe a que se produce de manera económica y requiere de menos agua, fitosanitarios y fertilizantes.

González-Mohíno recomienda que los nuevos agricultores encuentren su propio camino, sin olvidarse de la innovación y el desarrollo de modelos sostenibles y eficientes.



¡Envianos tus Contenidos!

Difundí tus Ideas, Conocimientos, Experiencias, Opiniones y Proyectos.


¡Juntos el Campo es más fuerte!
















¡Juntos por la eliminación
de las Retenciones!

Te invitamos a contarle a todos los argentinos por qué es bueno eliminar las Retenciones.

¡Sumá tu Stand!

Publicá tu marca en la plataforma líder del agro y aumentá tus ventas hoy.

Agroempresrio

¡Contenidos que agregan valor!