Economía Agraria / Administración Agraria
Advertisement

Planificación sucesoria del campo: un paso esencial que ayuda a evitar futuros conflictos intrafamiliares

Juan Manuel Barrero, socio de Barrero & Asociados, asegura que tanto titulares como herederos deben conocer el marco legal que rige para la práctica en nuestro país

Planificación sucesoria del campo: un paso esencial que ayuda a evitar futuros conflictos intrafamiliares

El socio de Barrero & Asociados, Juan Manuel Barrero, describe que para evitar conflictos intrafamiliares a lo largo de la planificación sucesoria de un campo, es esencial que tanto titulares como herederos conozcan el marco legal que rige para la práctica en nuestro país.

En este sentido, remarca que propietarios de cinco mil hectáreas tienen que saber que la ley de aranceles de Buenos Aires establece que cuando un solo abogado patrocine a todos los beneficiarios, se regulará entre un 6% y 20% del acervo; en tanto que los valores fiscales tomados como referencia si este último estuviera constituido solamente por el campo, podrían oscilar entre 13 y 40 hectáreas de honorarios.

Si bien cada familia es un mundo aparte, que requiere de estrategias y soluciones diferentes, en toda sucesión por causa de muerte, rige la frialdad de la ley, de modo que los herederos deberían ponerse de acuerdo respecto a cómo se dividirá el patrimonio.

En contraposición, cuando se planifica la sucesión por el “causante”, se multiplicarán las figuras a disposición, admitiéndole cierta flexibilidad al titular: considerar diversas circunstancias que afecten a sus herederos; establecer pautas para proteger al cónyuge aún vivo o un hijo discapacitado; fijar medidas que aseguren cierto bienestar o cuidado de la salud de un anciano, por ejemplo. Todo ello, combinado con el otorgamiento de legados a personas o instituciones.

Desde la sanción de la Ley 27.587, la donación con reserva de usufructo, uso o habitación, constituye una herramienta que puede ayudar a resolver con solvencia determinados casos. En otros, no obstante, se impone el fideicomiso cuya versatilidad posibilita incrementar la eficiencia de una buena planificación o legado que contemple los anhelos propios del titular del bien en cuestión.

En resumen, según Barrero, no existe una única solución para todos los casos, ya que al anticipar el “causante” de la planificación, se involucran otros aspectos subjetivos como el afecto, la cercanía, la cotidianeidad y la gratitud.

Además, aparecen ciertas cuestiones inconfesables (debido a que no es necesario justificar el uso a ejecutar sobre una proporción disponible del patrimonio) y el hecho de beneficiar a unos por sobre otros. Tal subjetividad es capaz de crear un sinfín de esquemas de planificación, que ayudan a evitar conflictos intrafamiliares futuros que en muchísimas oportunidades generan preocupación entre los titulares.

Como fenómeno natural ineludible, la muerte posee repercusión patrimonial. Sin embargo, los planes de sucesión contribuyen a proteger al clan como un todo, sorteando batallas innecesarias. A su vez, permiten que nadie extra tome decisiones relevantes o malinterprete la voluntad del titular.



¡Envianos tus Contenidos!

Difundí tus Ideas, Conocimientos, Experiencias, Opiniones y Proyectos.


¡Juntos el Campo es más fuerte!
















¡Juntos por la eliminación
de las Retenciones!

Te invitamos a contarle a todos los argentinos por qué es bueno eliminar las Retenciones.

¡Sumá tu Stand!

Publicá tu marca en la plataforma líder del agro y aumentá tus ventas hoy.

Agroempresrio

¡Contenidos que agregan valor!