Agro Alimentos / Orgánicos

Rosario López Seco: “En producciones chicas, un tambo de 3000-5000 litros no sobrevive si no tiene un agregado de valor”

En una entrevista a Rosario López Seco, dueña de la fábrica de quesos artesanales “El Abascay”, habló con Agroempresario.com sobre la certificación orgánica de su producción

Rosario López Seco: “En producciones chicas, un tambo de 3000-5000 litros no sobrevive si no tiene un agregado de valor”

Por Agroempresario.com


Si bien  Rosario López Seco viene de una familia tambera por tradición, en 2018 decidió, junto a su hija Consuelo, emprender un nuevo negocio: la fabricación de quesos artesanales para darle valor agregado a la producción láctea. 

Para llegar a este momento, deberíamos remontarnos a la historia familiar donde el padre de Rosario tenía un tambo y una fábrica que cerró en 1969 para continuar sólo con la producción tambera hasta el momento de su muerte. Sus 10 hijos siguieron el negocio familiar y en el año 2000 se dividieron en tres empresas distintas. En 2011, Rosario decide seguir sola con su empresa, hasta que en 2018 su hija Consuelo, que vivía en Buenos Aires, regresa a Brandsen para ayudar a su madre y generar un nuevo negocio. 

La idea desde el inicio fue agregarle valor a la producción de leche ya que, en producciones chicas de 3000-5000 litros, si no hay un agregado de valor o cambio de paradigma no se puede lograr rentabilidad en la actividad. Están los tambos chicos de subsistencia y los mega tambos que pueden ser rentables. El tambo mediano sin agregado de valor no obtiene rentabilidad. 

“Empezamos como proceso de fabricación, con prueba y error. Primero, intuitivamente, empezamos a separar de a poco litros para la producción y el resto lo entregábamos a Danone. Desde el 1 de julio de este año,  ya elaboramos toda la producción del tambo”, nos contó López Seco.

Abascay cuenta con 165 hectáreas propias y arrienda otras 190 donde producen 160 vacas tamberas. La idea es llegar a 200 para fin de año y de esa forma ir creciendo con la producción propia. “El crecimiento será lento porque no podemos incorporar hacienda de otro lado, ni tampoco queremos agrandar la producción. Queremos defender el precio y la producción ya que no hay muchos tambos certificados”, sostiene. 

Su empresa se diferencia de otras porque lograron hace más de un año tener producción orgánica y certificada que los habilita a exportar. Hace más de dos años que no se utiliza ningún fertilizante químico ni herbicidas. Se  hicieron además dos cavas impermeabilizadas con geomembrana donde se aloja el barrido de los comederos y del tambo. Una vez que pasan 120 días -tiempo que solicita la autoridad del agua para lograr inocuidad del material  que se desparramará en el campo-, se fertilizan los potreros. Están también en estudio para poder lograr otro biofertilizante compuesto por el suero sobrante del tambo. 

Hoy por hoy, la fábrica elabora: ricota, queso cremoso, halloumi, tybo, campeche, gouda,  sardo y manteca.



 

Invertí en periodismo de calidad

En Agroempresario trabajamos para acercarte contenidos que agregan valor.
Quiero suscribirme

Todas las Categorías

¡Envianos tus Contenidos!

Difundí tus Ideas, Conocimientos, Experiencias, Opiniones y Proyectos.


¡Juntos el Campo es más fuerte!












¡Juntos por la eliminación
de las Retenciones!

Te invitamos a contarle a todos los argentinos por qué es bueno eliminar las Retenciones.

¡Sumá tu Stand!

Publicá tu marca en la plataforma líder del agro y aumentá tus ventas hoy.

Recibí los mejores contenidos

Suscribite a nuestro Newsletter y sigamos agregando valor.

Agroempresrio

¡Contenidos que agregan valor!