Gabriela Benac: “En Argentina, si formás un buen equipo y tenés claro el objetivo, se logran cosas”

En una entrevista con Agroempresario.com, dialogamos con la dueña de Luz Azul sobre la historia de la pyme y su modelo de negocio focalizado en las franquicias

Por Lucrecia Degiorgis
 

Si hablamos de mujeres emprendedoras y audaces, no podemos dejar de citar el ejemplo de Gabriela Benac,  una olavarriense que logró refundar una empresa láctea, casi fundida, para convertirla en una  pyme referente del sector. 

En una entrevista con Agroempresario.com, la empresaria contó cómo tomó las riendas de la empresa y transformó su modelo de negocio. 

Luz Azul es una empresa creada en 1971 por la Cooperativa de Luz de Azul, con el fin social de acercar lácteos de forma económica a la ciudad bonaerense. 

Durante muchos años, la Cooperativa subsidió a Luz Azul, pero la mala gestión y poca rentabilidad hicieron que el emprendimiento fuera insostenible hasta que en 2012 estuvo a punto de cerrar. 

Benac estaba por retirarse de su empresa familiar en Olavarría, cuando le ofrecieron gestionar Luz Azul. En ese momento, junto a su actual socio Ismael Bracco - jefe de planta de su antigua empresa- aceptaron gerenciarla con opción a compra.  “Había que tomar decisiones muy rápidas y no podíamos esperar a un directorio”, contó.

Su gestión comenzó con una producción de 14 mil litros de leche diaris y 15 empleados nuevos que tomaron en una semana. “Teníamos bien claro nuestros objetivos: Ismael debía fabricar productos de calidad y yo venderlos con valor agregado”, recordó, ya que está convencida que cuanto más cerca se quiera llegar al consumidor, más valor agregado deben tener los productos. 

Al cabo de unos años,habían logrado tener 6 locales propios y comenzaba el desarrollo de las franquicias. “A solo 9 años de recomenzar Luz Azul, procesamos 80 mil litros diarios en la planta, tenemos 120 personas trabajando en relación de dependencia y hemos inaugurado el local número 65”, relató orgullosa Benac. “Nuestra gestión fue pura pasión, alma y equipo. Cuando dicen que Argentina es difícil, es cierto; pero también en nuestro país, si formás un buen equipo y tenés claro el objetivo, se logran cosas”. 

Actualmente, hay franquicias en Río Negro, Chubut, Santa Cruz, San Juan, San Luis, La Pampa, Entre Ríos, Buenos Aires y Capital.  “Es un orgullo que una pyme de la cuidad de Azul esté presente con todos el país con lo que implica la logística, reconocimiento y posicionamiento de marca. Es un gran desafío que tenemos día a día porque es muy interesante para una pyme poder llevar los productos directamente a los consumidores”, sostuvo.



Luz Azul fue la primera fábrica de quesos en franquiciar. Vende productos propios, pero también ha formado alianzas estratégicas con Fox (embutidos), Monales (aceitunas), TapaMania (tapas de empanadas), Pura Frutta (jugos), Tandil (salamines) y Profecía (dulce de membrillo), por nombrar algunas pymes. “Nos autodefinimos como una cadena de Free Shop porque nos gusta ese concepto. Trabajamos con la idea de monomarca, es decir una sola marca que tiene toda la gama de productos pero no hay competencia", relató Benac. 

“Nuestro producto nunca es el más barato, pero tampoco es el más caro. Hemos logrado una excelente relación precio-calidad y a nuestro consumidor le gusta consumir un buen producto a un precio competitivo”, remarcó. 


 

Franquicias 
 

Hay ciudades donde solamente puede haber un local pero, en otras más pobladas, pueden haber más. En el caso de CABA, la distancia entre cada franquicia debe ser de 5 cuadras a la redonda y el local, como mínimo, debe tener 120 m2. La inversión aproximada es de $8 millones y la rentabilidad ronda, el primer año, entre un 10 y un 15%. Según Benac, el 95% de los locales son rentables y apunta a emprendedores que, sabiendo gestionar, lograrán un buen ingreso. No están pensadas para inversionistas.

La empresa cuenta con un depósito en el Polo Industrial de Ezeiza, desde donde distribuyen los productos a todas las franquicias del país. Los precios están fijados por la empresa con el objetivo de que sean iguales en todas ellas.


 

La pandemia ha favorecido a Luz Azul, ya que han abierto más de 40 locales durante el 2020. Próximamente, abrirán 5 franquicias nuevas y la idea es seguir desarrollando una mayor variedad de productos y continuar generando alianzas estratégicas con otras empresas.


 

Agroempresrio

¡Contenidos que agregan valor!