Ideas & Opiniones / Candidatos / Política

Lucila Lehmann: “La retenciones son lo mismo o peor que la reforma agraria socialista”

En una entrevista para Agroempresario.com, dialogamos con la diputada sobre la situación actual del país y el resultado de las elecciones primarias

Lucila Lehmann: “La retenciones son lo mismo o peor que la reforma agraria socialista”

Por Agroempresario.com


María Lucila Lehmann es odontóloga y diputada nacional por la Provincia de Santa Fe. A su vez, es presidente de la Coalición Cívica en su provincia y proviene de una familia dedicada al agro desde hace varias generaciones, siendo su tatarabuelo fundador de la Ciudad de Rafaela. Como diputada, trabajó en proyectos para el desarrollo productivo del interior del país, fuente de arraigo y motor para la economía y ascenso social de Argentina. 

En una entrevista en exclusiva para Agroempresario.com, dialogamos sobre el sector y el resultado de las PASO.

 

- ¿Por qué cree que ganaron por el 40% en las PASO?

En estas elecciones intermedias, los argentinos decidieron principalmente castigar el fracaso de la gestión kirchnerista. Hay un hartazgo con el relato, la mentira, los privilegios, con la cultura del pobrismo y del asistencialismo, con una situación económica agobiante, con una inflación galopante, en que los salarios y nuestra moneda cada vez valen menos y la mayoría no llega a fin de mes y, por sobre todo, no hay perspectiva de futuro, no se sabe hacia adonde vamos y tampoco existe ningún plan para salir de esta crisis. 

Y, por otro lado, un reconocimiento a JxC como el único espacio político que ha actuado como oposición y capaz de disputar el poder y de hacer un balance dentro del Congreso, frente a la hegemonía del oficialismo. 

 

- ¿Cree que este resultado se mantendrá a pesar de los intentos del Gobierno por revertirlo?

No sólo se va a mantener sino que se va a acrecentar. Las herramientas que está utilizando el Gobierno para revertirlas justamente generan más rechazo por parte de la sociedad. Para el que se levanta a las 6 de la mañana para ir a trabajar, que ve que el Gobierno le saca la mitad de sus ingresos con impuestos, para terminar regalando bicicletas, heladeras y cocinas para comprar votos, esto es algo que genera gran indignación. La sociedad, después de tantas mentiras, les perdió el respeto y la confianza; aunque hagan cambios de gabinete, todos siguen siendo y haciendo exactamente lo mismo, o peor. No hay nada nuevo que podamos esperar del kirchnerismo; el camino al que nos llevan es el de la pobreza, la dádiva y el subsidio y eso los argentinos pudieron entenderlo claramente.
 


- ¿Cómo ve el sector agropecuario estando Ud. vinculada a la actividad?

Un sector totalmente descreído, desilusionado, harto de ser “el malo de la película y responsable de todos los fracasos de nuestro país”, mientras le roban el 70% del valor bruto de la producción. Al igual que el resto de los argentinos y de la economía, no existe un rumbo claro hacia adónde vamos, no hay reglas claras ni previsibilidad y el campo sólo es visto como la billetera de la abuela para pagar gastos y hacer clientelismo y no como un sector estratégico y aliado para poner en marcha la economía.

 

- ¿Cree que el cambio del Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca junto al paquete de medidas puede modificar los ánimos del sector tan castigado por el Gobierno?

En lo absoluto. El campo ya conoce a Domínguez. Un ministro que es el brazo ejecutor de las decisiones de Cristina, mientras simula ser “dialoguista” con las entidades, pero sin poder de decisión. El problema de nuestro sector no es Julián Domínguez, sino el modelo que representa el kirchnerismo y, sobre todo, el resentimiento que Cristina tiene con el campo, con los sectores privados y la clase media. 

 

- ¿Qué opina de las retenciones a las exportaciones de granos y qué haría si de Ud. dependiese esa decisión?

Las retenciones son un robo. Son una expropiación a la producción bruta, por ende, son un impuesto injusto y distorsivo. Es lo mismo o peor que la reforma agraria socialista, pero más aggiornada, donde ya no se quedan con tu propiedad como en otras épocas, sino con la renta que ésta genera. Sin arriesgar nada, sin trabajar un solo día, ni invertir un solo peso.

Por otra parte, las retenciones no son coparticipables, por lo cual no vuelven a las provincias donde producen los recursos. No hay obras, caminos, servicios, ni calidad de vida. Hay que ir eliminando las retenciones en forma progresiva, a medida que bajamos el gasto en el Estado. De esta manera, vamos a fomentar mayor reinversión en el interior del país, generando valor agregado y esto demandará mayor mano de obra, iniciándose un proceso de migración interna desde las grandes ciudades al interior, reactivando el sistema económico, descomprimiendo los conurbanos, mientras fortalecemos y fomentamos las economías regionales, aumentando las exportaciones y, por ende, generando mayor ingreso de divisas. Esto es pensar al sector agropecuario como un real aliado y no como el enemigo. Cuando entendamos ésto, recién ahí vamos a poder reducir la pobreza de nuestro país y empezar a crecer.

 

¡Envianos tus Contenidos!

Difundí tus Ideas, Conocimientos, Experiencias, Opiniones y Proyectos.


¡Juntos el Campo es más fuerte!



¡Juntos por la eliminación
de las Retenciones!

Te invitamos a contarle a todos los argentinos por qué es bueno eliminar las Retenciones.

¡Sumá tu Stand!

Publicá tu marca en la plataforma líder del agro y aumentá tus ventas hoy.

Agroempresrio

¡Contenidos que agregan valor!