Ideas & Opiniones / Provincias

Sergio Busso: “Las retenciones son un mal impuesto que no estimula la producción y hay que discutirlo sin miedo”

Agroempresario.com dialogó con el ministro de Agricultura y Ganadería de Córdoba sobre las políticas públicas puestas en marcha para el desarrollo productivo de la provincia

Por Agroempresario.com 

El ministro de Agricultura y Ganadería de Córdoba mantuvo una charla con Agroempresario.com, en la que compartió los detalles de la agenda productiva de la cartera, los principales logros de su gestión y las metas para 2022. 

Respecto al estado de las producciones agrícolas y ganaderas en la provincia el ministro expresó su visión luego de un principio de año con complicaciones climáticas: “Si bien no tenemos resultados definitivos porque estamos en plena cosecha, hay bastante disparidad en rinde pero va a terminar con un número global importante. No se si va a ser la mejor cosecha o va a igualar a las mejores cosechas de los últimos años pero va andar muy cerca porque los rindes donde anduvo bien en soja y maíz son muy buenos”, subrayó.  

 

“Creo que va a terminar siendo buena y bienvenido sea en un país con un contexto con mucha desigualdad, inflación y alto índice de pobreza. Necesitamos un sector agroindustrial o agroexportador que siga andando muy bien para dar lo que el país necesita. Un dato relevante es que 6 de cada 10 dólares que se exportan provienen de ese sector”, destacó.  

En cuanto a la quinta edición del programa de Buenas Prácticas Agrícolas, Busso se refirió a la sustentabilidad en las producciones como política agroalimentaria: “Es un programa que nos ha dado muchas satisfacciones. Fuimos trabajando con el INTA como aliado principal y más de 50 instituciones del sector productivo y académico, cuerpo profesional y se armó una idea que viene subsistiendo en el tiempo y ha dado muy buenos resultados por los indicadores que tenemos. La iniciativa trata de reconocer y premiar a través de un incentivo económico a los productores que hacen las cosas bien en el campo, resaltó. 

En este marco, Busso especificó los tres ejes de la propuesta que cuenta con un gran acompañamiento de parte de los productores: uno vinculado a la capacitación y responsabilidad social empresaria del productor, con más de 10 mil capacitaciones en 2021. El otro apunta a los recursos naturales y a las prácticas de conservación de suelos y fertilización, mientras que el tercer eje es el de la prosperidad como la incorporación de conocimiento científico técnico, Agtech, seguros multiriesgo y cuestiones que hacen a la mejora del sector productivo.

 

“Se trata de un programa federal destinado a todo tipo de producciones agrícolas extensivas, producciones ganaderas -tanto de carne como leche,-pero también producciones intensivas frutícolas, hortícolas, apícolas, vitivinícolas, todo lo que se produce en Córdoba puede ser parte de este programa. Sancionamos una ley, por lo tanto es una política pública de estado, esas que van quedando en el tiempo y trasciende a los gobiernos y no tienen vuelta atrás”, expresó. 

Sobre la repercusión del modelo en otras provincias, el ministro dijo que “está siendo contagiado por otros ministros. Lo planteamos en el CFA como un modelo de gestión trasladable porque creemos que es el camino que necesita Argentina para mostrarle al mundo cómo se hacen las cosas en el campo. Es un programa que nos pone muy orgullosos y nos identifica; esta intervención público-privada es la que en definitiva puede permitir este tipo de decisiones”. 

Por otro lado, el ministro hizo hincapié en el programa destinado a impulsar el consumo de carne de cordero cordobés: “Estamos muy contentos. Fue una experiencia que tomamos para poner en valor el consumo de carne ovina, con mucho potencial. La gastronomía cordobesa nos mostró que tipo de comida y cocina se puede hacer, es volver a la cultura milenaria y poner en valor una alternativa muy interesante que si podemos poner en cantidad y calidad puede ser muy valiosa para la mesa de los cordobeses. Si nos ordenamos, producimos más y formalizamos al sector puede ser una alternativa muy viable para el consumo de los cordobeses y de los argentinos”, advirtió.

 

En cuanto a las metas para el 2022, Busso apuntó a consolidar lo que se viene haciendo desde la gestión provincial: “Estamos muy metidos en una apuesta de Gobernador junto con las Mesa de Enlace provincial. Hace dos años lanzamos un Fondo de Desarrollo agropecuario para financiar la construcción de caminos rurales pavimentados o enripiados. Es un gran desafío porque siendo la primera provincia productora de granos  necesita de una buena conectividad. En los últimos años las producciones en Córdoba se triplicaron, y los caminos que tenemos son los mismos de hace 20-30 años. Por eso había que tomar decisiones estructurales con la coparticipación del sector productivo. Llevamos desarrollados más de 500 km de caminos y no tengo ninguna duda que esto va a cambiar la matriz de Córdoba, es un enorme desafío y estamos muy abocados a eso”, manifestó. 

 

Por último, Busso compartió su postura sobre las retenciones: “Nuestros diputados presentaron en el Congreso de la Nación un proyecto que va en la dirección de eliminar gradualmente las retenciones a las exportaciones agropecuarias en un plazo de 6-7 años. Creemos que es un mal impuesto que no estimula la producción y hay que discutirlo sin miedo. Tenemos que ponernos a discutir políticas estables en el tiempo más allá de las diferencias y establecer un modelo productivo que garantice recursos al país y que vaya cerrando las diferencias y las desigualdades que tiene la Argentina”, concluyó. 




 

 

 

 

Agroempresrio

¡Contenidos que agregan valor!