Ideas & Opiniones / Provincias

Mariana Victoria Vigo: “En pandemia se puso en valor el mercado de cercanía y se visibilizó el rol de la agricultura familiar”

Agroempresario.com dialogó con la subsecretaria de Agricultura Familiar de Córdoba sobre las políticas públicas puestas en marcha en la provincia

viernes 27 de mayo de 2022

Por Agroempresario.com 

 

En una entrevista exclusiva, Agroempresario.com  conversó con Mariana Victoria Vigo, subsecretaria de Agricultura Familiar del ministerio de Agricultura y Ganadería de Córdoba sobre los principales desafíos y las metas del área a su cargo para este año.

 

¿Cuáles son los ejes fundamentales de la subsecretaría que preside?

Llevamos un trabajo a lo largo de varios años con un eje primario que es el de la visibilización de los pequeños productores y de la familia de agricultores de pequeña escala a través de los distintos programas (de acompañamiento, inclusión de nuevas tecnologías, acceso a financiamiento y acceso a programas y formalización de la comercialización) que tiene nuestro ministerio. Un ejemplo de ellos es el BPAs, gracias al cual logramos alcanzar y poner en valor y visibilizar a las familias productoras de toda la provincia. 

Es un primer puntapié que aspira a alcanzar a pequeños productores ganaderos en el rubro ovino, cabritero, apícola y bovino. Se trata de un sector donde muchas veces la informalidad no les permite comercializar en tiempo y forma y a precios equitativos. En este sentido, también se abre la carpeta respecto a diversas capacitaciones en todo el territorio provincial sobre bioinsumos, sanidad animal, cuidados y requerimientos de producción hortícola que alrededor de las pequeñas localidades aporta verduras a la economía de la región. 

Lo mismo sucede con las productoras de huevos, una producción que está sostenida por mujeres y queremos visibilizar, fortalecer y acompañar teniendo una mirada muy atenta y poniéndole énfasis a la reivindicación del trabajo de las mujeres, de los jóvenes y de un desarrollo integral de la agricultura familiar.

La particularidad de la territorialidad cordobesa, de sus condiciones y de sus zonas requiere de una mirada más amplia. 

 

¿Qué acciones realizan para jerarquizar la agricultura rural?

A través del programa de Financiamiento Internacional del área de Inclusión de áreas rurales, se otorgan aportes no reembolsables con aportes de provincia y con deuda de Nación. El convenio hace foco en el arco de noroeste de Córdoba integrado por 10 departamentos. 

Por otra parte, dentro del programa Argentina contra el Hambre (PACH) se abrieron las posibilidades de trabajar en toda la provincia haciendo hincapié en grupos organizados de productores que requerían una cierta estabilidad y proyección de plan de negocio y comercialización. Pudimos fortalecer a más de 25 grupos en toda Córdoba que van desde la producción primaria hasta el agregado de valor agregado y la comercialización en varios puntos, reuniendo varios tipos de productores y producciones. 

La manera que asistimos y llegamos a los productores es posible gracias al trabajo articulado en territorio con instituciones como el INTA, SAFCI (secretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena) y el SENASA. De la mano de ellos garantizamos el acompañamiento técnico y acompañamos junto a otros organismos provinciales y nacionales el proceso de seguimiento y evaluación de esas inversiones que se llevan adelante. 

 

¿Cuánto incide en Córdoba la agricultura rural?

Incide en los ámbitos locales sobre todo. Mueve el amperímetro y le da la posibilidad a esas pequeñas localidades del interior de abastecerse a través de esa producción de alimentos. Durante la cuarentena se facilitó poner en valor el trabajo hortícola, de las productoras de huevos, aquellas que tenían pollos parrilleros, las que hacían mermeladas y conservas, entre otros. 

En la pandemia se puso en valor el mercado de cercanía que se proveía de la agricultura familiar. En este marco se visibilizó que la mayoría de las producciones de las regiones provenían de la agricultura familiar.

La escala productiva del pequeño productor no llega a abastecer a grandes comunidades pero, sí produce bajo acuerdos entre localidades y vecinos productores para el intercambio de semillas. Hay un entramado que existe y que da las posibilidades a las localidades de tener sus verduras a un costo menor.


 

¿Cómo se fue desarrollando la evolución de la agricultura rural y cuáles son los objetivos para este año?

Desde hace varios años nos encontramos con grupos nucleados, organizados y articulados de productores que llegan a tener mejores beneficios. El asociativismo que no llega a la escala cooperativa ha generado más de 30 organizaciones que están asistiendo y fortaleciendo el entramado rural. Ese es el gran cambio real y concreto: que a través de las organizaciones se logren mejores precios de insumos que también son aprovechados por productores independientes. 

Córdoba cuenta con la Ley del Desarrollo integral de la agricultura familiar, campesina e indígena, una norma que, además de adherirnos a la ley nacional de reparación histórica, cuenta con ciertas particularidades para mejorar y fortalecer la agricultura familiar, campesina e indígena. 

Actualmente decidimos trabajar la reglamentación de esta ley de manera democrática y regional. Para esto, estamos conformando el Consejo Asesor del Ministerio de la Agricultura Familiar. Se trata de un espacio integrado por 5 comisiones y participantes de instituciones como el INTA, SENASA; universidades; organismos del poder ejecutivo como el Ministerio de Justicia, el Ministerio de Salud; organizaciones, representantes de productores y de comunidades indígenas, entre otros.  

Ya quedaron establecidas las primeras comisiones con la participación de más de 80 instituciones y donde el eje principal estuvo puesto en diagramar las propuestas a presentar ante el ministerio de Agricultura. 

 

¿Cuál es el hilo conductor que guía estas propuestas?

El Ejecutivo tiene que mirar a la agricultura familiar integralmente, tomando en cuenta este valor de la producción local, del entramado, de los nodos de comercialización, las redes y rutas alimentarias, donde estos productos transitan de un lado al otro. Entonces, no es solamente resolver o proponer cómo mejorar la calidad de producción de esa organización o de esa institución que trabaja con tales productores, sino esa mirada amplia de que estamos trabajando. 

Vamos a proponer avances o propuestas de programas para hacer incorporados desde la agricultura familiar, campesina e indígena por una política pública que lleva recursos, territorialidad, y con actores que trabajen junto a los pequeños productores de Córdoba. 

Estamos contentos porque entendemos que esta es la única provincia que está llevando a cabo el proceso de reglamentación de una ley que hace a la asistencia, pero más que a toda la asistencia, a ese fortalecimiento para poner en valor la producción de la agricultura familiar.

 

¡Envianos tus Contenidos!

Difundí tus Ideas, Conocimientos, Experiencias, Opiniones y Proyectos.


¡Juntos el Campo es más fuerte!











¡Juntos por la eliminación
de las Retenciones!

Te invitamos a contarle a todos los argentinos por qué es bueno eliminar las Retenciones.

¡Sumá tu Stand!

Publicá tu marca en la plataforma líder del agro y aumentá tus ventas hoy.

Agroempresrio

¡Contenidos que agregan valor!