Agro Fibras / Industria Textil

Fibra de cáñamo: ¿por qué es mejor que el algodón?

El cáñamo es una de las plantas más poderosas del mundo. Produce el doble de fibra que el algodón, usa mucha menos agua y pesticidas, y mejora la tierra mientras está en ella

Fibra de cáñamo: ¿por qué es mejor que el algodón?
viernes 03 de abril de 2020
S

e suele asociar al cáñamo directamente con la marihuana, pero pocos saben que esta planta es altamente versátil y puede sustituir totalmente al petróleo, por ejemplo, en cuanto a la producción de combustibles y plásticos. Otro de sus puntos fuertes, es que es una alternativa ecológica al algodón para producir fibras textiles, además de ser una fuente de alimento que no debe ser pasada por alto, y una materia prima de primera para la fabricación de papel y materiales de construcción.

Por todo eso y mucho más, el cáñamo es considerado una de las plantas más poderosas del mundo. Produce el doble de fibra que el algodón, con mucha menos agua y pesticidas, y logra mejorar la tierra mientras está en ella.

 

Historia del cáñamo y el algodón

El cáñamo se cultiva desde hace más de 10.000 años. Fue uno de los pilares de la antigua China y Mesopotamia, y se utilizó para producir cuerdas, telas para velas y papel. Las propiedades medicinales de la planta de cáñamo ya se utilizaban en el año 2700 a.C.

El algodón también tiene una historia antigua. Se han encontrado pernos de algodón en el continente americano que datan del año 7000 a.C. El Valle del Indo y las civilizaciones egipcias tejían algodón en su ropa desde el año 3000 a.C. En el año 800 d.C., los comerciantes árabes introdujeron el algodón en Europa.

Cristóbal Colón llevó el cáñamo a América, donde se convirtió en un cultivo básico. En el siglo XVII, cultivar cáñamo era obligatorio por ley para los agricultores norteamericanos. Se usaba para hacer textiles, cuerdas y aceite.

Pero mientras el cáñamo ganaba terreno, surgía un competidor. En 1616, los colonos cultivaban plantas de algodón a lo largo del río St. James en Virginia. La invención de la desmotadora de algodón permitió que las semillas de algodón se separaran de las fibras diez veces más rápido que a mano, lo que permitió que la producción se acelerara exponencialmente.

Tras la invención de la desmotadora de algodón, el valor de los cultivos de algodón estadounidense aumentó de 150.000 a 8 millones de dólares en diez años.

Más adelante, en el siglo XX, el cáñamo y el algodón estaban en auge. Pero la situación de uno de ellos pronto sufriría un duro golpe. La Marihuana Tax Act de 1937 prohibió tanto el cannabis como el cáñamo, a pesar de que este último contiene menos del 0,3% de THC y no es psicoactivo. Otros países occidentales siguieron el ejemplo, y el cáñamo pronto se convirtió en un cultivo furtivo, mientras que el algodón siguió en alza hasta el día de hoy.

 

Cáñamo vs. algodón

El cáñamo proporciona fibras muy resistentes que pueden ser utilizadas para la producción de tejidos muy superiores al algodón en calidad y resistencia ideales para la fabricación de accesorios y ropa. Los textiles hechos de cáñamo también son mucho más duraderos que el algodón y no necesitan ser reemplazados con tanta frecuencia.

Estas son algunas diferencias del impacto ambiental que puede tener cada uno: El consumo de agua

El algodón necesita 9,7 litros de agua para cultivar 1 kg de fibra, mientras que el cáñamo sólo necesita 2,1 litros de agua. En algunas zonas del mundo se está produciendo una escasez de agua, e incluso una desertificación por el cultivo de algodón. Pasarnos al cáñamo podría ayudar a conservar los recursos de agua dulce de la tierra.

 

El uso de la tierra

El cáñamo puede producir la misma cantidad de material que el algodón en la mitad de superficie de tierra. Puede que no haya sido una gran preocupación para los agricultores del siglo XVIII, pero en el mundo moderno, donde la tierra es escasa, deberíamos pensar más en los cultivos eficientes.

 

Daños en el suelo

El cáñamo se puede cultivar en el mismo suelo durante 14 años sin causar mucho daño a la tierra. Además, al permitir que se seque en los campos, hasta un 60% de sus nutrientes pueden devolverse al suelo. Estudios recientes han demostrado que puede realmente curar nuestra tierra, eliminando incluso toxinas como metales pesados de ella, lo que se conoce como fitoremediación además de fijar ciertos nutrientes que la vuelven más fértil.

 

Bioguia

¡Envianos tus Contenidos!

Difundí tus Ideas, Conocimientos, Experiencias, Opiniones y Proyectos.


¡Juntos el Campo es más fuerte!








¡Juntos por la eliminación
de las Retenciones!

Te invitamos a contarle a todos los argentinos por qué es bueno eliminar las Retenciones.

¡Sumá tu Stand!

Publicá tu marca en la plataforma líder del agro y aumentá tus ventas hoy.

Recibí los mejores contenidos

Suscribite a nuestro Newsletter y sigamos agregando valor.

Agroempresrio

¡Contenidos que agregan valor!