Piedra del Águila: fuente de energía y desarrollo en Neuquén

Experimenta el potencial energético y el impulso al desarrollo que ofrece Piedra del Águila, Neuquén. ¡Una nueva era de oportunidades se abre en el horizonte!

Piedra del Águila: fuente de energía y desarrollo en Neuquén
jueves 09 de mayo de 2024

Por Agroempresario.com

En la región centro-oeste de la provincia de Neuquén, Argentina, se encuentra un enclave de vital importancia para el desarrollo energético del país: la represa hidroeléctrica Piedra del Águila. Situada estratégicamente en las márgenes del imponente río Limay, esta obra de ingeniería no solo representa una fuente inagotable de energía, sino que también marca un hito en la historia del desarrollo económico y social de la región.

Construida entre los años 1982 y 1992, la represa Piedra del Águila es parte de un complejo hidroeléctrico que incluye a las represas El Chocón y Arroyito. Este complejo constituye una verdadera proeza técnica, aprovechando el caudal de los ríos para generar electricidad de manera eficiente y sostenible. 

El corazón de esta hazaña ingenieril es la represa Piedra del Águila, cuyas imponentes estructuras dominan el paisaje. La presa, con una altura de 127 metros, forma un embalse que regula el caudal del río Limay y proporciona un flujo constante de agua para la generación de energía. 

Pero la importancia de Piedra del Águila va más allá de su función como generadora de electricidad. Esta represa ha sido un motor clave para el desarrollo económico de la región, generando empleo y atrayendo inversiones a la zona. Además, su impacto en la infraestructura energética del país es innegable, contribuyendo de manera significativa al suministro eléctrico nacional.

Uno de los aspectos más destacados de la represa Piedra del Águila es su papel en la regulación del caudal del río Limay. Esta función es esencial para la gestión de los recursos hídricos en la región, asegurando un abastecimiento constante de agua para usos diversos, desde la agricultura hasta el consumo humano.

Además, la represa atrae a pescadores deportivos de todo el mundo, quienes acuden al río Limay en busca de la codiciada trucha y otras especies nativas. Este turismo recreativo no solo impulsa la economía local, sino que también promueve la conservación del ecosistema fluvial.

En resumen, la represa hidroeléctrica Piedra del Águila es mucho más que una fuente de energía: es un símbolo de progreso y desarrollo en Neuquén. Su impacto en la economía, el medio ambiente y la calidad de vida de la región es innegable, y su legado perdurará por generaciones. En un mundo cada vez más consciente de la necesidad de energías limpias y renovables, Piedra del Águila brilla como un ejemplo de lo que se puede lograr cuando la ingeniería y la naturaleza trabajan en armonía.

¡Envianos tus Contenidos!

Difundí tus Ideas, Conocimientos, Experiencias, Opiniones y Proyectos.


¡Juntos el Campo es más fuerte!












¡Juntos por la eliminación
de las Retenciones!

Te invitamos a contarle a todos los argentinos por qué es bueno eliminar las Retenciones.

¡Sumá tu Stand!

Publicá tu marca en la plataforma líder del agro y aumentá tus ventas hoy.

Recibí los mejores contenidos

Suscribite a nuestro Newsletter y sigamos agregando valor.

Agroempresrio

¡Contenidos que agregan valor!