Ambiente Sustentable / Recursos Hídricos

Martín Pasman: "El 40% de los alimentos del mundo se producen bajo riego"

"En Argentina tenemos 2,2 millones de hectáreas bajo riego", afirmó el presidente de Valmont Industries de Argentina

Martín Pasman:

Actualmente, en el mundo hay alrededor de 7,5 billones de habitantes, cifra que ascendería a 9,5 billones para el año 2050. Por eso, la necesidad de generar más alimentos para poder alimentar a toda la población es inminente.

En ese sentido, Martín Pasman, presidente de Valmont Industries de Argentina, remarcó en el congreso “Argentina, Supermercado del Mundo” la importancia del uso del riego en las diferentes producciones agropecuarias. “El 40% de los alimentos del mundo se producen bajo riego, pero sólo en el 16% del área”, afirmó.

En la misma línea, sostuvo que “no hay una superficie para crecer en gran medida en secano”, a la vez que subrayó que “tenemos que ser muy eficientes en el uso del agua”.

Asimismo, expresó que las dos terceras partes del suelo argentino son áridas o semi-áridas, por lo que no se puede producir si no se aplica riego. “Hoy, en la Argentina tenemos 2,2 millones de hectáreas bajo riego, de las cuales unas 500.000 van por riego por pivote”, aseveró Pasman. En este aspecto, comparó esa cifra con la de Estados Unidos, que tiene 22 millones de hectáreas bajo riego, con un 55% de riego por pivote.

“Estados Unidos tiene muy poca superficie para agregar bajo riego. Lo que están haciendo es transformar riego gravitacional a riego por pivote o por goteo”, mientras que “en la Argentina tenemos 16 millones de hectáreas para crecer en riego”, señaló el ejecutivo.

Con respecto a los tipos de riego, Pasman indicó que el más utilizado es el riego gravitacional, el cual posee una eficiencia de entre un 20% y un 30%, al tiempo que explicó que el riego presurizado o riego por pivote permite alcanzar una eficacia del 90%, en tanto el riego por goteo es el más eficaz, llegando al 97%.

En cuanto a las ventajas que brinda el riego, el directivo destacó que da seguridad de cosecha, ya que el productor no depende de la lluvia, como si ocurre en la producción en secano. De esta manera, señaló que “el riego permite producir cultivos diferenciados de alto valor” como, por ejemplo, maíz semilla, papa, cebolla, ajo o alfalfa; es decir, cultivos que sean diferentes a los convencionales.

Además, Pasman sostuvo que el riego otorga sustentabilidad en el tiempo y explicó que, de las 400.000 hectáreas que cubren con pivote, el 80% del área bajo riego está con gramíneas, lo que permite aumentar el nivel de materia orgánica, de carbono y de micro-fauna del suelo. “Son suelos que van mejorando a medida que los regamos por pivote”, sentenció.

Por otro lado, subrayó que el riego permite ampliar la frontera agrícola ya que, en las zonas marginales, se puede “transformar una hectárea con una inversión de US$5.000 o US$6.000 con todo el equipo de riego, en una hectárea que tenga rendimientos parecidos a las mejores zonas de la región pampeana húmeda”.  En este sentido, advirtió que no sólo se genera valor agregado en lo que hace a la producción, sino que también se transforma la zona con la generación de empleos genuinos.

Pasman citó como ejemplo lo que ocurrió con la ciudad de Nebraska, en Estados Unidos. Según el directivo, se decía que esa zona iba a ser siempre ganadera y que nunca se iba a poder hacer agricultura. Actualmente, Nebraska “es el estado que mayor cantidad de perforaciones y de equipos de riego tiene en el mundo”, indicó Pasman, al tiempo que explicó que esto le permitió convertirse en “el mayor engordador de novillos de Estados Unidos”, siendo el estado que tiene más cantidad de frigoríficos. “Todos los años producen la misma cantidad de soja y de maíz, lo que hace que las industrias se instalen allí porque tienen seguridad”, aseveró.

El presidente de Valmont Industries de Argentina consideró que en cada región del país debe haber un cultivo estrella y que el resto deben ser satélites de éste. Por ejemplo, en el norte de Buenos Aires y el sur de Santa Fe, se destaca el maíz semilla; en tanto, en el sudeste y sudoeste de Buenos Aires también es importante diferenciar el cultivo de papa.

Además, Pasman detalló que, gracias al riego, en el oeste de Córdoba y el norte de San Luis se logró producir algodón, soja, trigo y cebolla. Y agregó: “Hay dos tambos de 2.500 vacas más o menos y se está apuntando a llegar a unas 7.000 a 10.000 en los próximos cinco años”.

Por último, dijo que la Argentina tiene un gran potencial, pero que “para poder transformar la tierra y crear valor, necesitamos que haya inversión del Estado”.



¡Envianos tus Contenidos!

Difundí tus Ideas, Conocimientos, Experiencias, Opiniones y Proyectos.


¡Juntos el Campo es más fuerte!















¡Juntos por la eliminación
de las Retenciones!

Te invitamos a contarle a todos los argentinos por qué es bueno eliminar las Retenciones.

¡Sumá tu Stand!

Publicá tu marca en la plataforma líder del agro y aumentá tus ventas hoy.

Agroempresrio

¡Contenidos que agregan valor!