José Luis Tedesco: "La siembra directa promueve la actividad biológica"

"Tenemos una gran oportunidad de generar producciones trazadas del campo al plato", afirmó el miembro del Comité Ejecutivo de Aapresid

José Luis Tedesco:

La Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid) es una ONG fundada en 1989 con el objetivo de promover la conservación del suelo mediante la siembra directa  como nuevo paradigma agrícola. “Nuestra actual misión, luego de la revisión del plan estratégico que se realizó entre 2013 y 2014 es la de impulsar sistemas productivos sustentables para la producción de alimentos, fibras y energías a través de la innovación, la ciencia y la gestión del conocimiento en red”, sostuvo José Luis Tedesco, miembro del Comité Ejecutivo de Aapresid y director adjunto del Programa de Agricultura Certificada, en el Congreso Argentina Supermercado del Mundo.

La sustentabilidad y el cuidado del recurso suelo es una preocupación que llegó incluso a los consumidores. Como señaló Tedesco, en el consumo de alimentos se observa una tendencia  hacia lo natural. Desde el lugar de la producción agrícola, la preservación del suelo se sostiene, además, en la necesidad de mantener y/o aumentar la productividad para poder abastecer una demanda creciente de alimentos con un recurso que comienza a escasear.

“El área agrícola global representa unos 1.500 millones de hectáreas, alrededor del 3% de la superficie de la Tierra”, indicó el ejecutivo de Aapresid. En tanto, el área bajo agricultura y conservación corresponde a unas 150 o 160 millones de hectáreas, desarrolladas principalmente en Sudamérica.

Frente a las desventajas de la labranza convencional, hace más de 30 años nació Aapresid para impulsar el nuevo sistema de siembra directa que ya representa el 90% del área agrícola argentina. Entre los beneficios de la técnica destacados por Tedesco, se encuentran los siguientes: infiltración del agua, reducción de la evaporación del agua (en un 70%), reducción del uso de combustibles fósiles (en un 60%), estabilización de rendimientos y promoción de la biodiversidad: “La siembra directa promueve la actividad biológica”, subrayó el ejecutivo.

El sistema se sostiene sobre tres ejes: la sustentabilidad ambiental, social y económica. Para validarlo, se han realizado investigaciones técnico-científicas que respaldan a la siembra directa como sistema productivo. Una de las investigaciones más importantes, tal como señaló Tedesco, es la denominada Biospas, cuyas siglas significan Biología del Suelo y Producción Agraria Sustentable. De la misma participa Aapresid (líder del proyecto), 12 empresas (que además realizaron aportes económicos), el Ministerio de Ciencia y Tecnología y 12 unidades de investigación.

El ejecutivo de Aapresid detalló que la primera fase del trabajo consistió en la evaluación y comparación de tres suelos distintos: uno en ambiente natural, es decir un suelo prístino; otro bajo el sistema de siembra directa, con las técnicas y la aplicación de las buenas prácticas agrícolas a través del tiempo; y, finalmente, un suelo con la técnica aplicada pero sin tener en cuenta el esquema de sustentabilidad. 

La investigación, que duró cinco años, dio como resultado que, tal como indicó Tedesco, “el sistema de siembra directa se separó de lo que son las prácticas agrícolas no sustentables y se aproximó cada vez más al suelo prístino”, lo cual corrobora la conservación del suelo a través de la siembra directa.

Este sistema, incluidas las buenas prácticas sustentables, se puede certificar bajo el sello de Agricultura Certificada, el cual tiene un reconocimiento a nivel internacional por parte de la FEFAC que es una Cámara Europea de feeds (alimento destinado al ganado).

Los pilares del sistema certificado son las buenas prácticas de gestión, entendidas en tres áreas: empresa y sociedad, ambiente y producción. Tedesco explicó lo siguiente: las primeras responden a las “relaciones laborales responsables y las relaciones responsables con la comunidad”. En cuanto al ambiente, sostienen la conservación de los recursos hídricos y la gestión del impacto ambiental, en tanto la protección de la flora y fauna nativa. Las buenas prácticas agrícolas, es decir aquellas relacionadas con la producción estrictamente, se detallan en seis ítems principales: la no remoción (siembra directa como técnica); la rotación de cultivos, principios activos, genes o eventos tecnológicos; una nutrición balanceada; el manejo integrado de plagas, malezas, enfermedades y refugios;  el uso y manejo responsable de fitosanitarios; y la gestión de la información ganadera. 

A principios de 2017, se realizó una revisión del protocolo de Agricultura Certificada, con la participación de entidades, instituciones e instancias gubernamentales las cuales brindaron una “pluralidad distinta”, sostuvo Tedesco. Entre ellas, se encontraron las organizaciones ambientalistas como The Nature Conservancy y Fundación Vida Silvestre, los Ministerios de Agroindustria de la Nación y de Buenos Aires, Casafe, ACA , IRAM, Control Union, INTA y el Programa de Agronegocios de la UBA.

“Tenemos una gran oportunidad de generar producciones trazadas del campo al plato. Argentina ha recorrido un gran camino respecto de la sustentabilidad. Hoy tenemos todas estas herramientas”, recalcó Tedesco.

En esa línea, la implementación de la Agricultura Certificada, “crea un beneficio para el consumidor en cuanto a transparencia, trazabilidad, mejora continua y un enfoque de sistemas que viene de la aplicación del sistema de gestión de calidad”, remarcó el ejecutivo de Aapresid. Y agregó: “El sello de calidad comunica todo acerca de la sustentabilidad y de cómo se realizan las labores en el campo”. A través de la estandarización de los procesos, se pueden “dar garantías tanto a las comunidades locales como internacionales de los alimentos que producimos, con la calidad de cada uno de los procesos que llevan a la producción de esos alimentos”, concluyó.



¡Envianos tus Contenidos!

Difundí tus Ideas, Conocimientos, Experiencias, Opiniones y Proyectos.


¡Juntos el Campo es más fuerte!















¡Juntos por la eliminación
de las Retenciones!

Te invitamos a contarle a todos los argentinos por qué es bueno eliminar las Retenciones.

¡Sumá tu Stand!

Publicá tu marca en la plataforma líder del agro y aumentá tus ventas hoy.

Agroempresrio

¡Contenidos que agregan valor!

¿Ya sos Suscriptor Digital? Ingresá

Contenidos Exclusivos Suscriptores

Necesitás estar suscripto para acceder a los contenidos
  • Accede ahora a tu Suscripción

$ 1.660 /mes
FIJO POR MES

Si recibías el diario o fuiste contactado por nosotros

  • ¡No hace falta que vuelvas
    a suscribirte nuevamente!

¡No hace falta que vuelvas
a suscribirte nuevamente!

Solo completá el siguiente formulario, por única vez, para continuar navegando en el sitio

¡Cancelá cuando quieras. No hay compromisos ni cargos por cancelación!

Nuestra Comunidad, Nuestros Principios

Defendemos la eliminación total de las retenciones a las exportaciones y demás impuestos distorsivos

Proponemos el fomento de la Bioeconomía como modelo de crecimiento sostenido para nuestro país

Difundimos la integralidad de la Producción Agropecuaria, desde el campo hasta la góndola, para dar mayor visibilidad al Sector

Promovemos el cuidado del medio ambiente

Promocionamos el Agregado de Valor en Alimentos, Fibras, Energías y Turismo en los lugares de origen

Buscamos en la capacitación las mejores herramientas para lograr una mejora continua

Difundimos proyectos que muestran la integración virtuosa de la Academia, las Instituciones, el Estado y la Actividad Privada

Jerarquizamos el Valor Social de los Productores y Empresarios Agropecuarios y de sus Instituciones representativas

Invitamos a invertir en la Bioeconomía de cada una de las 23 provincias argentinas

¡Argentina es Bioeconomía para el mundo!

Atención Suscriptores: de Lunes a Viernes de 09:00hs a 18:00hs

Atención al Cliente: 11-3260-6931 o haciendo clic aquí

Estamos en Pedro Goyena 862 (1641) Acassuso - San Isidro - Buenos Aires - Argentina