Agro Turismo / Rutas Argentinas

Diez rutas espectaculares por Argentina

Viajes imperdibles por rutas escénicas de nuestro país para conocer paisajes, pueblos e historias

Diez rutas espectaculares por Argentina

Ruta Azul

Este tramo de la Ruta Nacional 3 une, a lo largo de 553 kilómetros, interesantes destinos de Chubut y Santa Cruz: Camarones, Comodoro Rivadavia, Rada Tilly, Caleta Olivia y Puerto Deseado.

La ruta comienza en Camarones, una pintoresca y poco conocida localidad costera de unos 2.000 habitantes, ubicada a 260 kilómetros al norte de Comodoro Rivadavia. La misma deslumbra con su variedad de playas –acantiladas, rocosas, de restinga, de arena, de canto rodado– típicamente patagónicas y enmarcadas por una bahía. Allí se encuentra el límite norte del parque interjurisdiccional marino costero Patagonia Austral, que incluye una gran zona marítima y también islas e islotes, y protege un rico patrimonio paisajístico, cultural y natural, donde abundan aves marinas, lobos marinos, ballenas, delfines y orcas. En Camarones también se encuentra el Museo Perón, dedicado a los años que la familia Perón pasó en la localidad, cuando el futuro presidente era un niño.

De Camarones al siguiente destino hay 260 kilómetros por la Ruta 3, en lo alto de la estepa. Comodoro Rivadavia es una urbe típicamente petrolera, a orillas del mar, con casi 12.000 habitantes y dos joyas cercanas: la playa de Rada Tilly, una inmensa lengua de arena protegida entre dos despeñaderos que se adentran en el mar; y en el extremo de la punta sur de la rada, Punta del Marqués, donde hay una colonia de lobos marinos y se vislumbra una vista de la costa patagónica desde lo alto.

Siguiendo por la Ruta 3 hacia el sur, el siguiente tramo lleva hasta Caleta Olivia, a unos 80 kilómetros, casi acariciando el mar. Poco después de atravesar Caleta, la 3 se aleja del mar y se interna en la árida meseta patagónica. Unos 15 kilómetros al sur del paraje Fitz Roy, el desvío a la izquierda por la Ruta 281 lleva a Puerto Deseado, una maravilla de la naturaleza, con su espectacular ría en la que anidan decenas de especies de aves. Además, posee una rica historia y excursiones a sitios como los miradores de Darwin y la fantástica Isla Pingüino, donde se puede admirar la única colonia de pingüinos penacho amarillo accesible de la costa patagónica.

 

De los Once Lagos

La famosa Ruta de los Siete Lagos permite disfrutar en realidad de once lagos, además de montañas y volcanes. Como si esto fuera poco, es posible también comenzar el recorrido desde Junín de los Andes antes de pasar por San Martin de los Andes, para luego dirigirse hacia Villa La Angostura y Bariloche, y así recorrer los 232 kilómetros que unen las provincias de Neuquén y Rio Negro por la Ruta Nacional 40.

Comenzando desde Junín de los Andes, uno de los grandes paraísos de la pesca con mosca, con eje en el río Chimehuin, pueden visitarse los lagos Huechulafquen, Curruhue, Curruhue Chico, Epulafquen, Paimún y Lolog, además del volcán Lanín.

A 41 kilómetros al sur de esa localidad, empieza oficialmente la Ruta de los Siete Lagos: en San Martin de los Andes, a orillas del lago Lácar. De allí hacia Villa La Angostura son 108 kilómetros de curvas y contracurvas, lagos y más lagos: se pasa a orillas del Lácar, el Meliquina, el Hermoso, el Falkner, el Villarino, el Correntoso, el Espejo Grande y el Nahuel Huapi. Desviándose del camino principal, también se encuentran el Traful, el Totoral y el Filo Hua Hum.

Desde Villa La Angostura pueden seguirse 82 kilómetros más, darle la vuelta al extremo del Nahuel Huapi, cruzar el puente donde nace el río Limay y llegar a Bariloche.

En todo el viaje puede optarse además por cruzar a Chile por algunos de los varios pasos: Carirriñe, Huahum, Cardenal Samore.

 

De las Altas Cumbres

De Córdoba capital a Traslasierra, cruzando las Altas Cumbres entre cóndores y cascadas, se recorren 210 kilómetros por la Ruta de las Altas Cumbres, avistando a su paso Alta Gracia, el Parque Nacional Quebrada del Condorito y una variedad de pueblitos pintorescos.

Tomando la Ruta Nacional 5 desde la ciudad de Córdoba hasta Alta Gracia, donde puede visitarse el Museo Che Guevara, lugar en el que el Che vivió de niño, puede continuarse luego la sinuosa ruta que pasa junto a la Estación Astrofísica de Bosque Alegre, un observatorio que merece ser visitado.

A la brevedad, el camino se cruza con la Ruta Provincial 34, que asciende zigzagueando hasta llegar a la entrada del Parque Nacional Quebrada del Condorito, protector de una población de cóndores que colonizaron desde siempre los altos de este cañadón de roca desnuda. Allí, Pampa de Achala es una cabeza de cuenca que capta precipitaciones formando las nacientes de importantes ríos de Córdoba, desde donde pueden verse numerosas vertientes y cascadas.

Al descender hacia el Valle de Traslasierra, se suceden pueblitos con encanto mágico: Villa Dolores, Mina Clavero, Cura Brochero, Nono, Las Rosas, San Javier, Yacanto, La Paz, Loma Bola.

 

De la Luna a la Cuesta de Miranda

A lo largo de 288 kilómetros, uniendo San Juan y La Rioja, deslumbra el recorrido por San Agustín del Valle Fértil, el Parque Provincial Ischigualasto, el Parque Nacional Talampaya, Villa Unión, la Cuesta de Miranda y Chilecito.

San Agustín del Valle Fértil suele ser la puerta de ingreso al Parque Provincial Ischigualasto, más conocido como Valle de la Luna, en San Juan. Unos kilómetros más adelante, entrando a La Rioja, pueden recorrerse los imponentes paredones y las formaciones rojizas del Parque Nacional Talampaya, y sus cañadones surcados por cóndores.

Alrededor de 52 kilómetros después se pasa por Villa Unión, un pueblo en medio de un valle enmarcado por la Sierra de Famatina y la precordillera riojana. Cerca de allí se encuentra la Laguna Brava en la alta montaña.

Siguiendo por la Ruta Nacional 40 hacia el este se halla la Cuesta de Miranda, un multicolor zigzagueo de más de 400 curvas, en la quebrada del río Miranda. Cruza un abra entre las sierras de Famatina y Sañogasta, llegando a una altura máxima de 2.040 metros.

Desde Villa Unión a Chilecito hay 112 kilómetros. Una vez allí, se puede recorrer la historia del cable carril hacia la mina La Mejicana, declarado Monumento Histórico Nacional.

 

De la Selva

Al momento de recorrer el corazón de la selva misionera, a lo largo de 250 kilómetros, algunas paradas obligatorias son: Leandro N. Alem, Oberá y Aristóbulo del Valle.

La Ruta Nacional 14 transita por el centro de Misiones, atravesando localidades como Leandro N. Alem, con su orquideario y circuito de agroturismo, y Oberá, una gran ciudad, capital de la región de las Sierras Centrales. Rodeada por exuberante vegetación, en ella conviven más de 15 colectividades que mantienen vivas sus tradiciones.

Por las serranías coloradas misioneras, la ruta sigue su curso noroeste rumbo a Campo Viera, Campo Grande y Aristóbulo del Valle, la “capital de saltos y cascadas” de la provincia. En los alrededores de Aristóbulo del Valle se encuentran el Salto Alegre, el Salto Piedras Blancas y el Salto Encantado; este último es un parque provincial que protege una caída de casi 65 metros del arroyo Cuña Pirú.

 

De los Alerces milenarios

Conexión entre Chubut y Rio Negro, la Ruta Provincial 71 recorre a lo largo de 182 kilómetros increíbles paisajes del Parque Nacional Los Alerces, Cholila, Epuyén, El Hoyo y El Bolsón.

La Ruta Provincial 71 atraviesa el corazón del Parque Nacional Los Alerces, en el noroeste de Chubut, sitio que en 2017 fue declarado Patrimonio Histórico de la Humanidad por la Unesco. Desde el hermoso pueblo de Trevelín hay pocos kilómetros hasta el ingreso al parque, en el que se recorre todo el borde este del inmenso lago Futalaufquen y el río Arrayanes, sobre el que pende un hermoso puente colgante. Puede hacerse la excursión por el lago Menéndez hasta el Alerzal milenario, bosque único en el mundo que maravilla con ejemplares de más de 2.600 años de edad y la altura del Obelisco porteño. Más adelante, la ruta pasa junto al lago Verde y, unos kilómetros después, por el lago Rivadavia.

Una vez que se sale del parque, el pueblo de Cholila espera junto a los pequeños lagos Carlos Pellegrini, Lezama y Cholila, ideales para la pesca con mosca. Luego, la Ruta 71 se une con la 40 para pasar por el pueblo de Epuyén y, a pocos kilómetros, El Hoyo. Muy cerca se encuentran las aguas verdes del lago Puelo y más adelante, El Bolsón, donde puede disfrutarse del Bosque Tallado y de inolvidables atardeceres desde la cima del cerro Piltriquiltron.

 

De los Valles Calchaquíes

Nuevamente la Ruta Nacional 40 sorprende con 236 kilómetros a puro color, uniendo Catamarca y Salta, pasando por lugares indescriptibles como Santa María, Cafayate, San Carlos, Angastaco, Molinos, Seclantás y Cachi.

Se puede partir desde Santa María si se viene por la Ruta 40 desde el sur, o desde Amaicha del Valle si se viene de Tafí del Valle, en Tucumán. Lo primero que se encuentra en los Valles Calchaquíes son las Ruinas de Quilmes, restos del mayor asentamiento precolombino del país, a los pies del cerro Alto del Rey.

Si se sigue con rumbo norte, con el río Santa María a la derecha, luego de cruzar por Colalao del Valle se ingresa a la provincia de Salta cerca de Cafayate, un remanso a los pies de la cordillera con su Ruta del Vino.

Hacia el norte, el asfalto de la Ruta 40 dura hasta San Carlos, por aproximadamente unos 25 kilómetros. Luego, el ripio atraviesa la Quebrada de las Flechas: formaciones rocosas puntiagudas inclinadas que forman estrechos desfiladeros con paredes de hasta 20 metros de alto. A continuación, se cruzan los pueblos de Angastaco, Molinos y Seclantás.

Al llegar a Cachi pueden vislumbrarse las nieves eternas del Nevado de Cachi y continuar hasta el Parque Nacional Los Cardones, descendiendo por las curvas de la Cuesta del Obispo, tapizadas de verde.

 

De Alta Montaña

A lo largo de 198 kilómetros, Mendoza asombra con sus hermosos paisajes: Cacheuta, Potrerillos, Penitentes, Puente del Inca, Parque Aconcagua y el Cristo Redentor.

Desde el centro de Mendoza capital se toma la Ruta Provincial 82 que va por los faldeos de la precordillera hasta Cacheuta, famoso centro termal, desde donde se puede acceder al lago de Potrerillos, entrando en las fauces de la Cordillera y tomando la Ruta Nacional 7. Al borde del río Mendoza, la ruta va ganando altitud: Uspallata se encuentra a casi 1.900 metros sobre el nivel del mar.

Siguiendo por la Ruta 7 se llega al paraje Punta de Vacas, las instalaciones del centro de esquí Los Penitentes y, siete kilómetros montaña arriba, se arriba al Puente del Inca, una extraordinaria formación natural de casi 59 metros de largo por 28 de ancho suspendida a 27 metros sobre el río, de color ocre y salpicada de estalactitas. Si se siguen apenas cuatro kilómetros, se llega al mirador del Cerro Aconcagua y al acceso a la laguna de Horcones.

Desde allí hasta el ingreso al túnel que lleva a Chile hay solo 21 kilómetros, pero en la localidad de Las Cuevas puede tomarse la desviación por un empinado camino de ripio con impresionantes curvas y contracurvas que trepa hasta el monumento al Cristo Redentor de los Andes, a 3.850 metros sobre el nivel del mar, justo en el límite entre Argentina y Chile.

 

De los Andes Fueguinos

A lo largo de 212 kilómetros, entre planicies desérticas, horizontes infinitos y vientos eternos, el tramo más austral de la Ruta Nacional 3 atraviesa la Cordillera de los Andes. El norte de la isla de Tierra del Fuego es un muestrario perfecto de la estepa patagónica, sin ondulaciones a la vista y con muy poca vegetación. Ushuaia, por el contrario, está rodeada por cordilleras de nieves eternas, ríos, lagunas y tupidos bosques de lengas.

Tras partir de Río Grande, la ruta se pega al mar. Luego de pasar por el cabo Auricosta, una reserva que es hábitat de aves playeras migratorias, se va metiendo tierra adentro y ondulándose. A la derecha se ve la ruta provincial H, que lleva a los lagos Chepelmuth y Yehuin. Un poco más adelante se encuentra el pueblo de Tolhuin, a orillas del inmenso lago Fagnano y a mitad de camino entre Río Grande y Ushuaia.

Luego, el camino recorre la margen sur del Fagnano y el paisaje se va haciendo más escarpado, llegándose a ver las cimas nevadas de la Cordillera de los Andes y el lago Escondido debajo. Enseguida la ruta trepa hasta su punto más alto: el Paso Garibaldi, único paso carretero que atraviesa el encadenamiento de los Andes fueguinos, y la única posibilidad de cruzar la Cordillera sin salir de la Argentina. Con 450 metros sobre el nivel del mar, el Garibaldi es el paso carretero cordillerano más austral del mundo.

Al otro lado de los Andes se encuentra el centro de esquí Cerro Castor, y luego se desanda una ruta que discurre por el Valle de Tierra Mayor, que se asoma a la parte alta de Ushuaia, con el Canal Beagle y la isla Navarino (Chile) como telón de fondo.

Puede atravesarse Ushuaia y continuar hasta la Bahía Lapataia, en el Parque Nacional Tierra del Fuego.

 

De la Quebrada y la Puna

De Jujuy a Salta, a lo largo de 133 kilómetros por la Ruta Nacional 52, deslumbran paisajes coloridos que albergan lo más tradicional de nuestro país: Purmamarca, la Cuesta de Lipán, las Salinas Grandes y Susques.

Purmamarca es una de las joyas de la Quebrada de Humahuaca, a los pies del Cerro de los Siete Colores. A un lado del pueblo, recostada contra el río de la Quebrada de Purmamarca, la Ruta 52 encara montaña arriba.

Pocos kilómetros más adelante, comienza la Cuesta de Lipán: con curvas y contracurvas que ascienden vertiginosamente, en menos de 20 kilómetros van de los casi 2.200 metros sobre el nivel del mar de Purmamarca hasta los 4.170 metros sobre el nivel del mar del Abra de Potrerillos.

La ruta desciende hasta las espectaculares Salinas Grandes, un inmenso desierto blanco ubicado a 3.450 metros sobre el nivel del mar. A unos sesenta kilómetros se encuentra Susques, un pequeño pueblo en medio de la Puna, en el cruce de las rutas 52 y 40.

Tras recorrer 107 kilómetros al oeste, se llega al Paso de Jama y, al otro lado, se hace un descenso rápido hasta San Pedro de Atacama, corazón del desierto más árido del mundo ubicado en tierras chilenas.



Agroempresrio

¡Contenidos que agregan valor!

¿Ya sos Suscriptor Digital? Ingresá

Contenidos Exclusivos Suscriptores

Necesitás estar suscripto para acceder a los contenidos
  • Accede ahora a tu Suscripción

$ 1.660 /mes
FIJO POR MES

Si recibías el diario o fuiste contactado por nosotros

  • ¡No hace falta que vuelvas
    a suscribirte nuevamente!

¡No hace falta que vuelvas
a suscribirte nuevamente!

Solo completá el siguiente formulario, por única vez, para continuar navegando en el sitio

¡Cancelá cuando quieras. No hay compromisos ni cargos por cancelación!

Nuestra Comunidad, Nuestros Principios

Defendemos la eliminación total de las retenciones a las exportaciones y demás impuestos distorsivos

Proponemos el fomento de la Bioeconomía como modelo de crecimiento sostenido para nuestro país

Difundimos la integralidad de la Producción Agropecuaria, desde el campo hasta la góndola, para dar mayor visibilidad al Sector

Promovemos el cuidado del medio ambiente

Promocionamos el Agregado de Valor en Alimentos, Fibras, Energías y Turismo en los lugares de origen

Buscamos en la capacitación las mejores herramientas para lograr una mejora continua

Difundimos proyectos que muestran la integración virtuosa de la Academia, las Instituciones, el Estado y la Actividad Privada

Jerarquizamos el Valor Social de los Productores y Empresarios Agropecuarios y de sus Instituciones representativas

Invitamos a invertir en la Bioeconomía de cada una de las 23 provincias argentinas

¡Argentina es Bioeconomía para el mundo!

Atención Suscriptores: de Lunes a Viernes de 09:00hs a 18:00hs

Atención al Cliente: 11-3260-6931 o haciendo clic aquí

Estamos en Pedro Goyena 862 (1641) Acassuso - San Isidro - Buenos Aires - Argentina