Agro Fibras / Industria Textil
Advertisement

Altapuna y Sybilla se unen en pos de la moda sostenible

La pyme argentina y la diseñadora española lanzaron una colección de tejidos elaborada con lana de vicuñas, llamas y guanacos de los Andes

Altapuna y Sybilla se unen en pos de la moda sostenible

La diseñadora nacionalizada española Sybilla Sorondo, quien fundó su firma homónima en la ciudad de Madrid a comienzos de 1980, juntó fuerzas con la pyme argentina Altapuna y lanzó una colección de moda sostenible y tejidos de lujo, elaborados con lana de llamas, guanacos y vicuñas de los Andes. El objetivo es concientizar sobre la importancia de cuidar el medioambiente y favorecer el desarrollo de las economías de la región.

Altapuna es una marca local que desde hace algunos años se dedica a producir hilados y tejidos de altísima calidad a partir de fibras nobles, las cuales son clasificadas manualmente y procesadas en un contexto donde se priorizan las prácticas sustentables y las tácticas milenarias de los pobladores. La fusión con Sybilla surgió en el marco de una visita de la diseñadora a nuestro país, donde se enamoró del proyecto.

“Es algo único, no solo en lo que al material y al proceso de elaboración se refiere, sino en relación al proyecto social que hay por detrás y su impacto en la zona”, expresó Sorondo. La colección está compuesta por fibras que envuelven y abrazan al cuerpo, como camperas, mantas y medias, en colores naturales que unen lo rústico con lo elegante y sofisticado.

Desde que se lanzó como diseñadora, Sorondo reconoce que lo que realmente le afecta y preocupa es la sostenibilidad y la cooperación. Tal es su inquietud que trabaja arduamente por rescatar la artesanía y potenciar las economías locales a través de su fundación Fabrics For Freedom, creada en 2010, o su plataforma ES Fascinante.

“Decidí crear estas iniciativas porque quería crear proyectos textiles con impacto positivo. El propósito de impulsarlos aspira a que cumplan con ciertos requisitos desde el punto de vista económico, social y medioambiental. Nuestra línea de trabajo está orientada a promover talleres textiles para colectivos en riesgo de exclusión social, especialmente mujeres, tanto en España como en el resto del mundo. La idea es generar oportunidades e integrar a las personas”, explicó.

Este discurso sostenible nació a través de una colaboración con la activista india Vandana Shiva, quien la llevó a crear bancos de semillas en aquel país. Desde que mantienen contacto, empezaron a promover iniciativas y proyectos que financian talleres de costura en lugares que pueden suponer oportunidades de mejora e integración. En este contexto, Fabrics For Freedom puso a la venta una bolsa de tela realizada con algodón ecológico hilado por empresas de integración de la India, que fue especialmente confeccionada por mujeres en España.

“La relación entre moda, tradición y cultura debería estar más difundida; los pequeños grupos o gobiernos tendrían que impulsarla. No se trata de mantener vivas las artesanías o labores ancestrales, sino de recuperar la tradición de una costura de calidad, formando profesionales e impidiendo que la industria desaparezca. Hay que revalorizar el trabajo artesano para que siga teniendo en sentido en la actualidad”, advirtió.

Sorondo cree que esta clase de iniciativas son bien recibidas por el público, ya que le “ofrecen variedad, historias y la sensación de pertenecer a una comunidad más grande que busca nuevas maneras de hacer las cosas, acorde a los desafíos que enfrentamos como sociedad”. En este sentido, aseguró que todos somos libres de cerrar los ojos y mirar para otro lado, aunque al final sabemos que pequeños gestos pueden hacer un gran cambio. “Los consumidores tenemos más poder del que imaginamos. La oferta se está diversificando cada vez más, por suerte”, afirmó.

Transmitir el mensaje a las masas y los gobiernos es el principal objetivo de Sorondo. La diseñadora señaló que a nivel empresarial no existen apoyos suficientes para llevar adelante los proyectos y que los pequeños negocios se encuentran ante una situación de desventaja en comparación con las grandes industrias. “Hay demasiada presión, poco aprecio y ninguna protección a este trabajo que está en vías de extinción y podría generar empleo, orgullo, prestigio y negocios sólidos”, alegó.

Soronda subrayó que su meta es crear prendas que le gustaría tener, siendo fiel a sus principios: esto supone fabricar productos y objetos útiles para la vida cotidiana, que le den fuerza y alegría para seguir su camino. “Estoy muy enfocada en proyectos de estilo de vida, salud y colaboraciones con empresas e iniciativas ecológicas y sociales. Creo que con los desafíos que nos encontramos en este momento, es urgente que nos planteemos cómo hacer las cosas mejor, de manera coherente, cada uno desde su profesión, sin renunciar a la belleza, siendo más consecuentes con el impacto que tenemos. Contribuir a revalorizar lo que hago me produce mucha adrenalina y esperanza”, concluyó.



¡Envianos tus Contenidos!

Difundí tus Ideas, Conocimientos, Experiencias, Opiniones y Proyectos.


¡Juntos el Campo es más fuerte!
















¡Juntos por la eliminación
de las Retenciones!

Te invitamos a contarle a todos los argentinos por qué es bueno eliminar las Retenciones.

¡Sumá tu Stand!

Publicá tu marca en la plataforma líder del agro y aumentá tus ventas hoy.

Agroempresrio

¡Contenidos que agregan valor!