Agro Fibras / Industria Forestal
Advertisement

Propuesta nacional: Plantación de 100 millones de árboles

La cadena foresto-industrial solicitó al ministro Domínguez una audiencia para dar su apoyo y recomendaciones de la propuesta nacional

Propuesta nacional: Plantación de 100 millones de árboles

La alianza CONFIAR, conformada por la Asociación de Fabricantes de Celulosa y Papel (AFCP), la Asociación Forestal Argentina (AFoA), la Asociación de Fabricantes y Representantes de Máquinas, Equipos y Herramientas para la Industria Maderera (ASORA) y la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA), manifestaron su apoyo a la propuesta del Gobierno Nacional para plantar 100 millones de árboles, aunque alertó que deberá planificarse una estrategia clara y correcta durante la plantación y el cuidado posterior de los árboles para que la iniciativa cumpla sus objetivos y enfatizó en la oportunidad que representa el uso de la madera para la descarbonización de la economía.

Desde CONFIAR se indicó que la plantación de 100 millones de árboles es una oportunidad, si se destinan entre sus objetivos, a sistemas foresto-ganaderos con triple propósito: carne, madera y secuestro de carbono, que facilitaría la certificación de la carne carbono neutro en sistemas de manejo sostenibles.

Por otro lado, el uso de la madera es el producto estrella para la descarbonización de múltiples cadenas productivas tanto de la construcción, como de la energía, los papeles y embalajes, los textiles y la química verde como sustitutos de productos de origen fósil o no renovables.

Para darle continuidad a las plantaciones y la inversión en el agregado de valor, la entidad solicitó apoyo al ministro Julián Domínguez para avanzar en un proyecto de ley de promoción de grandes inversiones foresto-industriales, que permita atraer inversiones para más que duplicar el empleo y las exportaciones actuales; y la sanción del proyecto de Ley que crea el Programa de Sustentabilidad Ambiental y Seguros (PROSAS) y así financiar la Ley 25080, de promoción de bosques cultivados.

CONFIAR manifestó que “avanzar en la plantación de 100 millones de árboles sin estrategia clara conlleva riesgos’ y puntualiza que ese proyecto ‘integrado a la Ley 25080 y articulado con políticas ganaderas y de promoción industrial, podría generar un impacto importante en la mitigación del balance de carbono del sector agropecuario y al mismo tiempo, generar inversiones con la creación de más de 100.000 empleos, divisas y con ello, una transición con inclusión en el proceso de descarbonización que tiene como objetivo el país”.

 

Segmentos de la presentación

El Consejo Foresto-Industrial Argentino (CONFIAR), integrado por representantes de la cadena foresto-industrial nacional: la Asociación de Fabricantes de Celulosa y Papel (AFCP); la Asociación Forestal Argentina (AFoA); la Asociación de Fabricantes y Representantes de Máquinas, Equipos y Herramientas para la Industria Maderera (ASORA); y la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (FAIMA); presentó una carta al Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Dr. Julián Domínguez, reiterando el pedido de reunión realizado el 24 de enero pasado con carácter de urgente.

Este apremio se debe a que observamos que se está avanzando en la propuesta de plantación de 100 millones de árboles y consideramos imprescindible acercarle la opinión de la cadena foresto-industrial para que esta iniciativa sea viable y tenga el impacto ambiental, social y económico que una medida de este tipo puede generar para el mejoramiento del balance de carbono del sector agropecuario y una transición inclusiva en la descarbonización de la economía.

Por otro lado, hay dos proyectos de ley que consideramos esenciales para colaborar en estos objetivos: un proyecto de ley de promoción de grandes inversiones foresto-industriales (que se encuentra en ese Ministerio) que permitiría atraer inversiones para duplicar –y más- el empleo y las exportaciones actuales; y el proyecto de Ley S806/21, que ya tiene media sanción en el Senado y se encuentra en la Cámara de Diputados, mediante el cual se crea el Programa de Sustentabilidad Ambiental y Seguros (PROSAS) para financiar la Ley 25080.

Desde CONFIAR acompañamos su visión, identificando a los árboles como una herramienta fundamental para la mitigación del cambio climático. Diversos documentos internacionales indican que los árboles son una solución basada en la naturaleza para una forma eficiente y rentable de absorber el CO2 de la atmósfera. Por ejemplo, la UE emitió un compromiso en 2021 de plantar 2 mil millones de árboles bajo el lema “el árbol correcto, en el lugar correcto y con el propósito correcto”, identificando los múltiples destinos para esos árboles: restauración de bosques nativos, arbolado urbano, fitorremediación, silvopastoril y plantaciones comerciales, entre otros.

En este contexto, desde CONFIAR, deseamos enfatizar que la plantación de árboles es importante, pero el uso posterior de la madera es fundamental para la descarbonización de la economía y una transición inclusiva. Diversos documentos muestran que se pueden sustituir productos intensivos en emisión de gases efecto invernadero (GEI), al mismo tiempo que se crean miles de empleos y se generan divisas por exportación. En el caso de

Argentina, esa expansión se puede lograr en sistemas foresto-ganaderos con triple propósito: carne, madera y carbono, permitiendo la certificación de la carne carbono neutro.

La madera proveniente de plantaciones forestales tiene uso múltiple y complementario. Por un lado, la madera sólida se utiliza en construcción de viviendas, muebles, pisos, etc. por el otro, los subproductos del manejo forestal (raleo) y de la industria de la madera (chips, aserrín), se utilizan en la industria del triturado: celulosa, papel, textiles, paneles, bioproductos y bioenergía. El uso de todos estos productos colabora en la descarbonización de la economía al reemplazar a otros productos no renovables o fósiles, como son el cemento, los plásticos, el gas-oil, etc. En particular, se está impulsando tanto el uso de papeles y cartones kraft para reemplazar plásticos, la construcción con madera para reemplazar cemento, ladrillos y otros productos no renovables e intensivos en energía y el uso de pellets y chips para calderas de secado de granos y estufas de calefacción en reemplazo de combustibles fósiles.

Este aporte ha sido cuantificado en el Cuarto Informe Bienal de Actualización a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático presentado por Argentina en diciembre de 2021, en el cual se muestra que hay solo dos sectores en el Inventario de GEI del país con emisiones negativas del CO2: la forestación y el uso de la madera.

Actualmente Argentina tiene una superficie de 1,3 millones de hectáreas de plantaciones forestales, de las cuales un 55% están certificadas con sellos por gestión sostenible reconocidos internacionalmente. Con una extracción de unos 15 millones de toneladas anuales, la foresto-industria de Argentina se provee en un 95% de madera de dichas plantaciones. El agregado de valor incluye la producción de celulosa y papel; madera y tableros para viviendas y muebles, energía eléctrica y térmica y diversos productos químicos. Con 13.000 productores forestales y más de 6.000 empresas de agregado de valor, la foresto-industria emplea en forma directa y formalmente a unas 100.000 personas y exporta alrededor de 700 millones de dólares anuales.

Con las inversiones correctas, el sector puede más que duplicar la cantidad de empleo y producción actual. Para ello, está a consideración de su Ministerio un proyecto de ley de promoción de grandes inversiones foresto-industriales que permitiría atraer las inversiones necesarias y generar además del impacto ambiental, un desarrollo económico bajo en carbono y creación de alrededor de 100.000 empleos y duplicar las exportaciones.

La expansión de los árboles en sistemas silvo-pastoriles daría, además, una oportunidad al sector ganadero. La expansión de las plantaciones en Argentina se realiza mayoritariamente sobre tierras ganaderas. La plantación de árboles se puede realizar promoviendo la actividad foresto-ganadera y con ello, la carne carbono neutro y su posibilidad de Certificación. Argentina, a través del INTA y otras organizaciones, ya tiene avanzadas las mediciones que permiten la determinación de la huella de carbono de la carne en distintos sistemas foresto-ganaderos y demostrada la viabilidad de su certificación como carbono neutro. La foresto-ganadería ha evidenciado mejoras sustanciales de productividad en la producción de carne al mejorar el bienestar animal y la disponibilidad de pasturas y, al mismo tiempo , responde a la sensibilidad de la población con respecto a las emisiones generadas por la actividad. Brasil y los principales grupos frigoríficos de ese país ya certifican la carne como carbono neutro. Este proyecto de plantación de 100 millones de árboles integrado a la Ley 25080 y articulado con políticas ganaderas y de promoción industrial, podría generar un impacto importante en la mitigación del balance de carbono del sector agropecuario y al mismo tiempo, generar inversiones, empleo y desarrollo local.

Actualmente, las plantaciones forestales en Argentina están en retroceso en varias cuencas forestales. La falta de inversiones industriales de importancia y la falta de financiamiento estable de la Ley 25080 de Promoción de Inversiones en Bosques Cultivados ha desincentivando las plantaciones. Por ello, apoyamos la pronta aprobación en la Cámara de Diputados del proyecto de Ley S806/21 -que ya tiene media sanción en el Senado- mediante el cual se crea el Programa de Sustentabilidad Ambiental y Seguros (PROSAS) para financiar la Ley 25080. Un relanzamiento de la promoción de la Ley 25080 con el financiamiento asegurado junto con el objetivo de la expansión de la foresto-ganadería para equilibrar el balance de carbono en el sector agropecuario permitiría un nuevo impulso al sector.

Avanzar en la plantación de 100 millones de árboles sin estrategia clara conlleva riesgos. La experiencia muestra que una estrategia efectiva para la plantación de árboles requiere un análisis previo de lugar, disponibilidad de plantines de la especie adaptada al lugar, un plan de manejo acorde, finalidad establecida y, en particular, los incentivos correctos y responsabilidades asignadas vinculadas al cuidado que requieren en los primeros años de crecimiento. Si estos elementos no se consideran, se puede producir una pérdida importante de plantines y de los recursos que se asignen para su plantación. Mientras sí existen viveros certificados y con genética adecuada para las especies comerciales que permitirían una implementación de esta política en forma casi inmediata, en el caso de bosques nativos, la disponibilidad de viveros y plantines es menor e implica una respuesta más mediata (probablemente, de más de dos años) para su posibilidad práctica.

En resumen, la madera es el producto estrella de la bioeconomía para la descarbonización de múltiples cadenas productivas tanto de la construcción, como de la energía, los papeles y embalajes, los textiles y la química verde. La madera puede provenir de la expansión de plantaciones forestales en sistemas foresto-ganaderos con triple propósito: carne, madera y carbono, pudiendo la producción de carne ser trazada y certificada con carbono neutro.

Por ello, desde CONFIAR recomendamos enfáticamente incluir en el objetivo de plantación de 100 millones de árboles su utilización en sistemas foresto-ganaderos probados y la plantación con uso comercial de la madera en cadenas productivas que sustituyen productos intensos en GEI. Para darle el acompañamiento a estas medidas, solicitamos su respaldo en la aprobación del PROSAS (para dar continuidad al financiamiento de la Ley 25080) y en la presentación del proyecto de promoción de inversión en el sector foresto-industrial. Esto permitirá colaborar en cumplir con los objetivos de carbono neutralidad del país, con la creación de miles de empleos y desarrollo local, logrando una transición inclusiva.

 



¡Envianos tus Contenidos!

Difundí tus Ideas, Conocimientos, Experiencias, Opiniones y Proyectos.


¡Juntos el Campo es más fuerte!
















¡Juntos por la eliminación
de las Retenciones!

Te invitamos a contarle a todos los argentinos por qué es bueno eliminar las Retenciones.

¡Sumá tu Stand!

Publicá tu marca en la plataforma líder del agro y aumentá tus ventas hoy.

Agroempresrio

¡Contenidos que agregan valor!