Desarrollo Económico & Social / Negocios & Estrategias

Irlanda, el modelo agropecuario avanzado: control total sobre la producción y genética bovina

Irlanda ha establecido un sistema de control y mejora genética en la producción lechera, liderando el mundo en datos bovinos y gestión eficiente

Irlanda, el modelo agropecuario avanzado: control total sobre la producción y genética bovina
viernes 07 de junio de 2024

Por Agroempresario.com

Irlanda se ha posicionado como líder mundial en la gestión y control de datos bovinos, especialmente en el sector lechero. Con 135.000 productores distribuidos en una superficie promedio de 33 hectáreas por campo, el país ha implementado un sistema centralizado de datos que recopila información de producción, salud, reproducción, y huella de carbono, entre otros.

Este pequeño país, que ocupa una superficie equivalente a un tercio de la provincia de Córdoba, ha dedicado 4,5 millones de hectáreas a actividades agropecuarias, de las cuales 4,1 millones se utilizan para pastoreo y el resto para cultivos de cereales, frutas y hortalizas. La integración de datos proviene de diversos programas nacionales, veterinarios, investigadores y responsables del control lechero.

Uno de los avances más notables de Irlanda es su Programa Nacional de Genotipado, lanzado en marzo de 2024. Este ambicioso proyecto tiene como objetivo genotipar el 100% de las vacas de leche y carne para el año 2027, utilizando la información genética para mejorar la eficiencia y salud del ganado. Actualmente, el 32% de las vacas ya están genotipadas.

La genómica permite identificar el linaje y la salud de los animales automáticamente, eliminando la necesidad de registros manuales. Este avance facilita la selección de los mejores ejemplares para la reproducción, optimizando la producción y reduciendo la incidencia de enfermedades.

Carlos Gatica, gerente técnico para Latinoamérica de Ireland Genetics, destacó que el sistema lechero irlandés es similar al argentino, pero con un enfoque más avanzado en tecnología y gestión de datos. Gatica, invitado por Select Debernardi a disertar en Todo Láctea 2024 en Argentina, explicó que el sistema de producción lechera irlandés es predominantemente pastoril, con suplementación estratégica.

En Irlanda, con 1,7 millones de vacas lecheras, los productores buscan que el pico de lactancia coincida con el pico de crecimiento del forraje. Esto asegura un alto número de días de pastoreo, al menos 285 al año, y una baja dependencia de los concentrados, manteniendo los costos bajo control y optimizando la rentabilidad.

La infraestructura es clave en el éxito del sistema irlandés. Buenos caminos, puntos de acceso a los potreros, sombras y agua limpia son esenciales para la eficiencia del pastoreo. Además, la planificación forrajera es fundamental; la disponibilidad de pasto y la cantidad de materia seca por hectárea determinan la carga de vacas y la estrategia de suplementación.

El sistema busca maximizar el consumo de forraje lo antes posible en la temporada de crecimiento. Las vacas comienzan a parir a la salida del invierno, sincronizando la lactancia con el rebrote del pasto. Esto minimiza la necesidad de concentrados, los cuales se mantienen por debajo de los 500 kilos por lactancia al año.

Irlanda no utiliza cruzamientos en su mejoramiento genético. En 2022, se utilizaron 840.000 dosis de semen lechero, mayoritariamente de toros Holstein probados y sexados para evitar problemas de parto y cumplir con las regulaciones europeas de bienestar animal.

El índice EBI (Economic Breeding Index) de Irlanda es un indicador integral que considera múltiples aspectos de la producción y salud animal, incluyendo la generación de carbono. Este índice prioriza la fertilidad, salud, longevidad y producción de sólidos, asegurando la resiliencia y adaptación de los animales al ambiente.

Un estudio reciente mostró que las vacas de alta fertilidad tienen un mejor desempeño reproductivo, reduciendo el tiempo entre partos y la necesidad de inseminaciones adicionales. Este enfoque ha permitido a Irlanda reducir el intervalo entre partos a un promedio de 387 días.

En cuanto a la salud, el EBI enfatiza la resistencia a enfermedades como la mastitis y afecciones de la pezuña. La tuberculosis, con una prevalencia del 5%, se controla mediante un programa de captura y vacunación de tejones, transmisores de la enfermedad.

La longevidad es otro factor clave, buscando que las vacas tengan al menos cinco lactancias. El tamaño y peso de las vacas se ajustan a las necesidades del sistema pastoril, con un peso ideal alrededor de 500 kilos para maximizar la eficiencia.

Los sistemas de producción varían según el enfoque del productor: desde modelos pastoriles con alta eficiencia forrajera y bajas suplementaciones hasta sistemas de alta producción con mayor uso de concentrados. Las lactancias pueden variar entre 4500 y 8500 litros, dependiendo del sistema.

En resumen, Irlanda ha desarrollado un sistema lechero basado en el buen aprovechamiento del forraje y en vacas genéticamente adaptadas. La colaboración de todos los eslabones de la cadena y el uso avanzado de datos permiten una producción eficiente y sostenible, convirtiendo a Irlanda en un modelo a seguir en el ámbito agropecuario global.

¡Envianos tus Contenidos!

Difundí tus Ideas, Conocimientos, Experiencias, Opiniones y Proyectos.


¡Juntos el Campo es más fuerte!









¡Juntos por la eliminación
de las Retenciones!

Te invitamos a contarle a todos los argentinos por qué es bueno eliminar las Retenciones.

¡Sumá tu Stand!

Publicá tu marca en la plataforma líder del agro y aumentá tus ventas hoy.

Recibí los mejores contenidos

Suscribite a nuestro Newsletter y sigamos agregando valor.

Agroempresrio

¡Contenidos que agregan valor!