Fruta fina

Fruta fina

Durante los últimos años se dio un significativo aumento en la superficie cultivada, producción y posicionamiento del mercado de la fruta fina argentina, logrando un importante salto en su desarrollo.

Se trata de una actividad en expansión, que mejoró significativamente su competitividad, tanto como fruta de contra-estación (para ser consumidas en fresco) como en su presentación congelada.

Cerezas

Argentina posee aproximadamente 2.300 hectáreas en producción. Las variedades más cultivadas son Lapins, Bing, Sweetheart, Santina, Royal Down, New Star, Brooks y Stella.

En términos de superficie, Argentina es el segundo productor de cerezas más importante del hemisferio sur. Se concentran principalmente en la Patagonia Norte, Mendoza, Río Negro y Neuquén; y en menor medida en la Patagonia Sur, Chubut y Santa Cruz.

Los principales compradores de cereza argentina son China, Estados Unidos, Reino Unido, España, Holanda, Francia y Canadá. Entre el 75 y el 80% de la producción se destina al consumo como fruta fresca y el resto se industrializa.

A nivel mundial, Argentina ocupa el puesto nº21 como exportador en un mercado liderado por Hungría, Bielorrusia y Polonia

La cereza es un producto de alto consumo en los países del hemisferio norte y por ello, es requerida en contra-estación. La Argentina tiene una ventaja competitiva en este aspecto, ya que cuenta con pocos productores competidores en el hemisferio sur.

Arándanos

Luego de casi 30 años de historia, la producción de arándanos argentinos pasó de 400 a 2.700 hectáreas de superficie implantada. Las principales variedades cultivadas son O’Neal y Misty.

Su desarrollo tiene importancia estratégica, ya que cada diez hectáreas de cultivo, se contratan a 2,5 personas como empleados permanentes. En época de cosecha genera 10.000 puestos de trabajo. La producción se concentra en el noroeste argentino, donde las provincias de Salta y Tucumán tienen casi la mitad de la producción; en el noreste, principalmente en Corrientes y Entre Ríos; en menor medida en la provincia de Buenos Aires.





El 95% del arándano producido en Argentina se exporta, teniendo como principal destino Estados Unidos, donde se envía el 66% de la producción. Luego, Reino Unido y el resto de Europa. El país es el sexto exportador del mundo, con casi 15.000 toneladas de fruta fresca y 2.000 toneladas de fruta congelada.

Frutillas

Las provincias productoras de frutilla en Argentina por excelencia son Santa Fe y Tucumán, junto con Buenos Aires y Corrientes.

En total, se producen entre 40 y 50 mil toneladas de frutilla en el país. Aproximadamente un 70% se congela localmente y se destina a la exportación. El resto se comercializa fresca en el mercado interno o se destina a la industria: sector lácteo, heladero, panificadoras y vitivinícola.

Las variedades de producción en Argentina son: Chandler, Sweet Charlie, San Andreas, Fortuna, Festival, Sabrina, Benicia, Albion, Camarosa y Sweet Ann y Camino Real.

Notas Relacionadas

Aplicación de Frutas Finas de La Patagonia en el Desarrollo de Alimentos Funcionales

El INTA promueve la producción de alimentos en climas extremos

Chile: alza de 25% en las tarifas de flete marítimo golpea a la industria de la fruta

Los García, sinónimo de frutos rojos

Avanzan con el control biológico de plagas exóticas en frutas finas

Beneficios del lichi