El Gobierno analiza intervenir en más sectores de la economía

El kircherismo duro busca estatizar puertos, vías navegables y empresas energéticas. Polémica en marcha

El Gobierno analiza intervenir en más sectores de la economía

En el marco de la segunda ola de coronavirus, el Gobierno analiza seguir interviniendo en el sector privado, estatizando un mayor número de actividades económicas. El debate choca contra los intereses de muchos empresarios y se convirtió en uno de los grandes escenarios de batalla entre los representantes del kirchnerismo duro y los ministros que acompañan al presidente Alberto Fernández en otras áreas de conflicto, como la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Uno de los ejes principales es la estatización de la hidrovía Paraná-Paraguay a partir de la recapitalización de la empresa energética Impsa, perteneciente al Grupo Pescarmona, que fue “recuperada” por el Estado, quien se hizo acreedor del 65% de sus acciones. No obstante, Fernández descartó la posibilidad de hacerse cargo del dragado del Paraná, de modo que instruyó al ministro de Transporte, Alexis Guerrera, a prorrogar la actual concesión.

En tanto, el Poder Ejecutivo prepara desde la Secretaría Legal y Técnica dos decretos para aprobar la “licitación corta” del canal a través de la Administración General de Puertos, accediendo a que el Estado tenga “mayor control” en todas las vías navegables, incluyendo el cobro de peajes a embarcaciones que circulan por la hidrovía.

También se aspira a estatizar puertos y habilitar el canal de Magdalena para la salida de embarcaciones hacia el Océano Atlántico, en lugar de recurrir a Punta Indio, que realiza escala en Montevideo (Uruguay). La idea es evitar el abono de impuestos en el país vecino.

De todas maneras, desde el Ministerio de Transporte sostienen que es imposible dedicarse de lleno a estos aspectos en tiempos donde la Argentina necesita dólares y tiene que vender sí o sí su cosecha. En este sentido, coinciden con el Presidente en que es “imposible” que el Estado se haga cargo de la hidrovía.

Entre otros proyectos, se estudia reestatizar la compañía Edenor, que el Grupo Mindlin vendió el año pasado a una sociedad formada por José Luis Manzano y Daniel Vila, del Grupo América. Debido a que el Ente Nacional Regulador de Electricidad (ENRE) aún no autorizó el traspaso, los sectores duros advierten que el Estado podría hacerse cargo “sin poner nada a cambio”.

También se destaca la transformación en unidad pública de YPF y el retorno de la Junta Nacional de Granos propuesto por la senadora rionegrina Silvina García Larraburu, a fin de controlar el precio de cereales y subproductos de su industria en el país. Respecto a Vicentin, se espera que avancen las causas por presunta estafa contra los dueños de la empresa, sin ideas concretas para volver a intervenir.

 

Agroempresrio

¡Contenidos que agregan valor!