Alfredo Zalazar: “El éxito de Alfa se mide en el bienestar de nuestra comunidad”

El presidente de Alfa, dialogó con Agroempresario.com, sobre la sostenibilidad mediante la utilización de aguas residuales, la generación de empleo, sus productos y el futuro agrícola


Por Agroempresario.com

En una entrevista con Agroempresario,  Alfredo Zalazar, presidente de Alfa, habló sobre la utilización de aguas residuales, la calidad de sus productos, el futuro agrícola, la generación de empleo, los desafíos y logros obtenidos, entre otros temas. 

Historia de Alfa 

Esta empresa estatal se dedica a la producción de alfalfa con la utilización  de aguas residuales como sistema de riego. La iniciativa ha experimentado un desarrollo excepcional desde sus primeras etapas.

"Iniciamos en 2010 con una etapa experimental de 20 hectáreas, la cual dio muy buenos resultados", señaló Alfredo Zalazar y añadió: "¨Posteriormente, planificamos una segunda etapa científica de 250 hectáreas y una tercera etapa de 300 hectáreas. Lamentablemente, en 2016 hubo un parate y quedaron 33 hectáreas aproximadamente en producción".

Con la llegada del gobernador Ricardo Quintela en 2019, la empresa experimentó un renacimiento. El representante explicó: "El gobernador tomó la decisión de ampliar la superficie y ponerla a funcionar, no solo para nosotros sino también para la mayoría de las empresas en la región". Esta decisión llevó a la compañía a invertir en maquinaria de última tecnología.

"Hemos incorporado maquinaria de última generación, como enfardadoras hidráulicas, segadoras acondicionadoras y rotoenfardadoras que ha permitido ampliar significativamente la superficie de cultivo", detalló el presidente. Desde las 33 hectáreas iniciales, la empresa ha alcanzado las 82 en plena producción, destacando 62 dedicadas exclusivamente a la producción de alfalfa pura.

En cuanto a los cultivos de cobertura, el presidente explicó: "Integramos avena, cebada y moha de Hungría. Estos nos permiten evitar la invasión de maleza y mejorar la calidad del suelo".

Este proyecto destaca el compromiso de la empresa con la innovación y el desarrollo sostenible en la agricultura. "Estamos comprometidos con un modelo agrícola que aprovecha de manera responsable los recursos disponibles", concluyó Zalazar.

Sostenibilidad: utilización de aguas residuales

En palabras del presidente de la empresa: "La reutilización del agua residual es un paso crucial hacia la sostenibilidad, no sólo para nosotros, sino para el futuro del sector agrícola en su conjunto". 

Además resaltó: "Contamos con maquinaria de última generación, como enfardadoras hidráulicas y segadoras acondicionadoras, que nos permite maximizar la eficiencia en el uso del agua residual".

Este foque tecnológico se ha desarrollado en base a un trabajo científico que realizó la Universidad de Río Cuarto sobre producción de alfalfa con agua residual en el 2009. De esta manera la investigación y la innovación se combinan para lograr óptimos resultados.

Por último explicó: "La reutilización del agua residual no solo es una estrategia ambientalmente responsable, sino que también tiene el potencial de transformar la dinámica económica de nuestra región".

Es importante aclarar que el Instituto de Medio Ambiente de La Rioja, a cargo del biólogo Hernan Rojas, realiza cada quince días los controles de las aguas residuales utilizadas para la producción y se mide según los parámetros exigidos por la Organización Mundial de la Salud.

Calidad de los cultivos

Zalazar explicó: "Para garantizar la calidad de la producción comenzamos a trabajar con variedades certificadas en casos de semillas" y destaca su trabajo con la variedad Monarca Inta: "Hicimos pruebas de poder germinativo, nos dio excelentes resultados en todos los parámetros, y lo más crucial fue la ausencia de impurezas dentro de las semillas".

Además enfatiza la diferencia significativa que marca el uso de semillas certificadas en comparación con aquellas que no han pasado por este riguroso proceso: "No certificarlas significa que estaríamos sembrando no solo el cultivo deseado, sino también maleza". Aunque reconoce que el costo de estas semillas certificadas puede oscilar entre 8 y 10 dólares, subraya los beneficios significativos que ofrecen: "Vienen con insecticida, fungicida, están inoculadas con rhizobium, lo que me ha brindado una germinación del 99,99% y un rendimiento superior sin comprometer la calidad".

Generación de empleo y contribución social

Zalazar expresó: "La generación de empleo va más allá de los números. Es una responsabilidad que asumimos desde el principio. Queremos ser un motor de desarrollo en nuestra comunidad" y destacó: "La formación no se detiene. Queremos que nuestros empleados no solo sean expertos en su trabajo, sino también individuos en constante crecimiento personal y profesional".

El presidente de la empresa concluyó que el éxito de Alfa no solo se mide en términos económicos, sino en el bienestar de nuestra comunidad. Somos conscientes de nuestro impacto y nos esforzamos por contribuir no sólo al progreso económico sino también al desarrollo humano de quienes forman parte de esta familia llamada Alfa. Este enfoque integral reafirma el compromiso de la empresa con el crecimiento sostenible y la construcción de una comunidad fuerte.

Desafíos superados y logros alcanzados

Zalazar compartió los desafíos superados por la empresa: "Desde la adaptación inicial del cultivo de alfalfa al agua residual hasta la introducción exitosa de productos como fardos y rollos, hemos superado obstáculos significativos en nuestro camino". y agregó: "El reto es llegar a ese punto de equilibrio donde seamos autosustentables, pero a su vez, logremos la ampliación de las hectáreas".

En cuanto a los desafíos relacionados al agua residual explicó que la peculiaridad del agua residual, sin oxígeno, se presenta como un desafío inverso al trabajo con agua común. El producto absorbe el oxígeno que no lo tiene a través del agua.

A pesar de la complejidad, la inversión en maquinaria específica ha optimizado el proceso de corte de alfalfa, reduciendo significativamente el tiempo necesario para la deshidratación. Con el respaldo de la prensa y organismos estatales, la empresa se embarca en una campaña para promover su enfoque innovador.

Alfa no solo ha alcanzado sus metas internas, sino que también ha dejado una huella positiva en el desarrollo económico local. El presidente destaca que el compromiso no se limita a ser autosuficientes como empresa, sino a ser un catalizador para el progreso de nuestra comunidad. Este enfoque ha contribuido al desarrollo económico de la región, marcando logros significativos hacia la autosuficiencia.

Zalazar concluye: "El camino hacia la autosuficiencia no solo es nuestro logro, sino también nuestra contribución al desarrollo económico local. Estamos comprometidos con un crecimiento sostenible que beneficie a todos los involucrados, desde nuestros empleados hasta los habitantes de nuestra comunidad".

Este enfoque integral demuestra que el éxito de Alfa va más allá de sus fronteras empresariales, dejando una marca positiva en su entorno.


 


 

 

Invertí en periodismo de calidad

En Agroempresario trabajamos para acercarte contenidos que agregan valor.
Quiero suscribirme

Todas las Categorías

¡Envianos tus Contenidos!

Difundí tus Ideas, Conocimientos, Experiencias, Opiniones y Proyectos.


¡Juntos el Campo es más fuerte!









¡Juntos por la eliminación
de las Retenciones!

Te invitamos a contarle a todos los argentinos por qué es bueno eliminar las Retenciones.

¡Sumá tu Stand!

Publicá tu marca en la plataforma líder del agro y aumentá tus ventas hoy.

Recibí los mejores contenidos

Suscribite a nuestro Newsletter y sigamos agregando valor.

Agroempresrio

¡Contenidos que agregan valor!